Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

El Valencia vuelve a tumbar al Granada en el descuento

Un gol de Vezo en el 90 deja sin premio a un buen conjunto rojiblanco, que mereció más en su visita a Mestalla

Manuel Herrera @manuelherrerapr// Foto: Román Callejón @romancallejon


image_print

Durante unos minutos, el Granada se vio con el triunfo en la mano; al final, perdió el valioso botín que constituía el empate. Y en el último suspiro. El conjunto rojiblanco cayó en Mestalla, tras tirar, en un despiste fatal, el abnegado trabajo de noventa minutos de orden e intensidad. El Valencia, que parecía resignado con el punto, encontró el premio a su entrega y a su fe en una jugada a balón parado que los nazaríes pudieron evitar.

Se acababa de cumplir el minuto 90 cuando Pereira realizó una falta absurda al pie del banderín de córner. El Valencia colgó el balón al área y el propio extremo francés, de forma involuntaria, prolongó la pelota, despistó a Roberto, y le puso en bandeja la gloria a Vezo, que a sus diecinueve años debutaba como titular en el Valencia y que fue el héroe de una tarde-noche que bien pudo tener otro desenlace.

Pudo ser de otro modo porque el Granada se comportó como un buen equipo en Mestalla. Los rojiblancos mostraron su mejor versión como visitantes y mezclaron una gran dosis de mordiente y de presión con un cierto criterio a la hora de jugar y con un importante componente de concentración a la hora de defender.

El resultado obtenido gracias a esa mezcla puso en jaque al Valencia, que durante muchos minutos fue incapaz de hacer mella en la sólida defensa que construyó el Granada, empezando por El Arabi y terminando por Roberto. En medio de ese entramado, sobresalió la actuación de Alexander Coeff, inédito hasta hoy, licenciado desde Mestalla.

En los primeros compases, el Granada sufrió la intensa presión local. Los hombres de Pizzi, entregados en el esfuerzo, trataron de ahogar la salida de balón nazarí para recuperar rápido la bola, pero se encontraron con un rival muy sereno, impertérrito ante la amenaza y contestón cuando cambiaban las tornas. El Valencia contuvo las ofensivas de los de Alcaraz, pero fue incapaz de amaestrar a su sistema defensivo.

Eso sí, es justo resaltar que la película pudo vivir un giro de guion allá por el minuto 12, cuando Brayan Angulo evitó con la mano un remate franco de Feghouli. El colombiano estaba dentro del área, pero González González no estuvo atento a la acción y absolvió al defensor cafetero.

Precisamente, a partir de esos instantes, el Granada comenzó a manejar más la pelota. El Valencia replegó sus líneas, desistió de la presión arriba y permitió más llegadas de los rojiblancos. Recio y Piti tuvieron las primeras, pero estrellaron sus remates sobre la defensa. También lo probó Brahimi, pero sus gambeteos fueron mejores que su disparo, que se marchó desviado.

Ni siquiera tras la salida del campo de Fran Rico, sustituido por Fatau mediado el primer acto al resentirse de sus problemas musculares, detuvo el Granada su escalada en el partido, que más que encerrar al Valencia, logró reducir a la nada la producción ofensiva de los che, inéditos en ataque en la primera parte; impotentes ante la seguridad y la solidez de los nazaríes.

De hecho, la foto al descanso mostraba a un Granada levemente superior al Valencia; mucho más cómodo con el desarrollo del partido, y más cerca del gol que su rival. Por suerte para los nazaríes, esa imagen intangible se iba a plasmar en el marcador inmediatamente después del paso por vestuarios. Piti aprovechó un rechace de Javi Fuego con el pecho para fusilar con la derecha a Alves desde el interior del área. Era el minuto 47.

A raíz del gol, el Granada intensificó su superioridad y disfrutó de diez minutos de gobierno dictatorial sobre el partido. Sin embargo, el Valencia se repuso. Pizzi introdujo en el campo a Paco Alcácer y el partido cambió. El cuadro che volcó el juego hacia la meta de Roberto y puso sobre el césped toda su voluntad a falta de las ideas precisas.

A pesar de todo, el Granada no sufría en exceso, pero en el minuto 64, en una acción aislada, el Valencia iba a quebrar el sueño nazarí de sumar los tres puntos. Feghouli puso un centro desde la banda derecha para el desmarque de ruptura de Alcácer, que con un pequeño toque con la puntera desvió la pelota hacia las mallas de Roberto. Quizá en fuera de juego.

El gol enardeció los ánimos valencianistas y borró del mapa ofensivo al Granada, que ya simplemente se limitó a defenderse en busca de conservar el punto. Eso sí, es justo decir que lo hizo con inteligencia y con mucho orden. A pesar de su elevada dosis de testosterona, el Valencia fue incapaz de encerrar a los rojiblancos, que apenas pisaban el campo rival, pero que impedían que los de Pizzi retaran con claridad a Roberto.

Así fueron discurriendo los minutos, con el Granada frotándose las manos por el botín mientras el Valencia desesperaba en busca de la fórmula secreta del gol. Finalmente, éste no tuvo mucha ciencia. Un error de concentración de los rojiblancos en una falta lateral permitió al Valencia sumar los tres puntos y volver a tumbar a los de Alcaraz en el último suspiro.

FICHA TÉCNICA

Valencia CF: Alves; Barragán, Vezo, Mathieu, Bernat; J.Fuego, Keita (Alcácer 52’); Feghouli, Parejo, Fede (Michel 72’); Vargas (Jonas 59’).

Granada CF: Roberto; Nyom, Murillo, Coeff, Angulo; Iturra, Fran Rico (Fatau 20’), Recio; Piti (Foulquier 85’), Brahimi (Pereira 68’); y El Arabi.

Goles: 0-1: min. 47, Piti bate a Alves merced a un gran remate con la derecha; 1-1: min. 64, Paco Alcácer envía a las mallas un buen servicio de Feghouli; 2-1: min. 90, Vezo remata en el segundo palo una acción a balón parado del Valencia.

Árbitro: Dirigió la contienda el colegiado González González, que amonestó, por parte del Valencia, a Keita (25’), a Fede Cartabia (41’), a Paco Alcácer (69’) y a Michel (76’), y, del lado del Granada, a Murillo (55’), a Nyom (75’) y a Iturra (77’).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo quinta jornada de la Liga BBVA, disputado en el Estadio de Mestalla ante 37.700 espectadores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *