Miércoles, 29 Marzo, 2017

Claves para volver al trabajo tras vencer al cáncer

Flexibilidad con uno mismo, autocuidado y defensa de los derechos, algunos de los factores clave para reincorporarse al trabajo tras superar la batalla contra el cáncer

La vuelta a la vida laboral mejora las relaciones sociales, la autoestima y elimina el 'rol del paciente' | Foto: Archivo


image_print

Tras superar un cáncer , la vuelta al trabajo puede suponer diferentes miedos y limitaciones a los pacientes, por lo que es necesario que tengan una mayor flexibilidad con ellos mismos, mantengan los hábitos saludables y defiendan sus derechos, según ha explicado a Europa Press la psicooncóloga de MD Anderson Cancer Center Madrid, Marta de la Fuente, con motivo de la celebración, este miércoles, del Día Mundial contra el Cáncer.

Cada año se diagnostican en España más de 220.000 nuevos casos de cáncer, de los que aproximadamente un 40 por ciento se producen en personas menores de 65 años, es decir, en adultos en pleno periodo de actividad laboral.

Y es que, aunque muchos deben de abandonar sus puestos de trabajo cuando son diagnosticados de un tumor, en los últimos años los avances en el diagnóstico precoz y en la atención al paciente han conseguido duplicar la tasa de supervivencia al cáncer.

MIEDO A VOLVER A TRABAJAR

No obstante, la vuelta a la vida laboral no siempre es fácil ya que, tal y como ha comentado De la Fuente, los pacientes experimentan <strong>miedo a cambiar los hábitos saludables adquiridos, a compaginar las revisiones y las terapias con el trabajo, a no rendir lo mismo que antes de padecer la enfermedad, a que los compañeros les pregunten por su estado de salud, al estrés y a las recaídas.

Por ello, es “imprescindible” que no se autoexijan demasiado, sean flexibles con ellos mismos porque la recuperación va “poco a poco”, mantengan los hábitos saludables, defiendan sus derechos como trabajadores y pacientes, no asuman el rol de ‘superman’ o ‘superwoman’ y pidan ayuda a sus compañeros y superiores.

Todo ello hará que la reincorporación al trabajo sea mejor. “La vuelta aporta mucha satisfacción a los pacientes porque elimina el rol ‘soy un enfermo’, genera muchas relaciones sociales, les distrae y, además, les aporta un beneficio económico”, ha apostillado De la Fuente.

Finalmente, la psicooncóloga ha recordado que el estrés “no produce cáncer” pero ha subrayado la necesidad de que tanto los pacientes, como el resto de personas, sepan manejarlo “adecuadamente” con el fin de no perjudicar su salud física y psíquica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *