Viernes, 26 Mayo, 2017

Claves para frenar el desarrollo de la hepatitis C… Medicamentos aparte

Una de ellas es el exceso de grasa en el hígado, que es muy perjudicial y produce mucha inflamación por lo que se debe tratar

Virus de la Hepatitis C


image_print

La hepatitis C se ha convertido en el auténtico protagonista de la sanidad española desde hace unos meses, como consecuencia de las protestas iniciadas por los pacientes (con encierros en hospitales incluidos) para garantizar el uso sin restricciones de los nuevos medicamentos de última generación que se están aprobando en España.

Su eficacia es muy elevada, según los expertos, con cifras cercanas al 90 por ciento de curación en muchos casos. Pero como reconoce Vicente Carreño, presidente de la Fundación para el Estudio de las Hepatitis Virales y miembro de Saluspot, aparte del tratamiento farmacológico existen otro tipo de claves que pueden lograr “bloquear el desarrollo de la enfermedad y mejorar el pronóstico de los pacientes”.

Una de ellas es el exceso de grasa en el hígado, que es muy perjudicial y produce mucha inflamación por lo que se debe tratar. De esta manera, si el paciente tiene sobrepeso, aumento de colesterol, triglicéridos y glucosa se debe corregir.

Asimismo, el ejercicio es muy beneficioso en estas situaciones por lo que este experto considera necesario realizar, al menos, 3 horas semanales de actividad física.

En relación con la alimentación, se ha demostrado que tomar de 2 a 5 cafés diarios es muy beneficioso para evitar progresión de la enfermedad, al tiempo que está absolutamente prohibida la ingesta de alcohol y el tabaco, ya que ambos factores agravan y aceleran el curso de la enfermedad.

Y en pacientes con aumento de ferritina en los análisis (proteína que transporta el hierro), las flebotomías o extracciones de sangre junto con la limitación de alimentos con alto contenido en hierro puede ser también de gran utilidad.

Por otro lado, el doctor Carreño defiende que pese a que los tratamientos que están apareciendo pueden eliminar el virus, posteriormente hay que hacer un seguimiento del paciente para comprobar si el hígado vuelve a ser normal al cabo de años.

EL VIRUS APENAS AGUANTA CUATRO DÍAS FUERA DEL ORGANISMO

Asimismo, recuerda que desde que comienza la infección aguda (contagio) hasta que se desarrolla la enfermedad en su grado más grave pueden transcurrir alrededor de 40 años, un tiempo muy prolongado que contrasta con el que puede sobrevivir el virus fuera del organismo, entre 16 horas y 4 días a temperatura ambiente.

De hecho, este experto recuerda que la principal vía de contagio es parenteral (transfusiones de sangre y derivados, compartir jeringuillas), es decir, contacto de sangre con sangre. También se puede trasmitir de madre a hijo (trasmisión vertical) y por vía sexual especialmente cuando existe promiscuidad.

Una situación que obliga a combatir falsos mitos sobre su contagio, ya que en una vida laboral o familiar (siempre que no haya contacto con sangre) no se contagia. “No hay ningún problema en la convivencia normal, a través de contactos con su piel, por aire, respiración, compartir vasos, besos”, ha defendido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *