Viernes, 17 Noviembre, 2017

            

La manera más didáctica de conocer la historia del Reino de Granada

Con esta baraja de cartas se pretende llegar hasta las aulas, haciendo que el alumnado aprenda la historia de España de manera más divertida y sencilla

Imagen de una de las barajas | Foto: ciudadesenjuego.com
Amira Yousef | @ayousef_


image_print

Unas cartas, un juego y unas ilustraciones muy atractivas son el origen de estas cartas creadas con un objetivo muy claro, y es “acercar la historia de la manera más sencilla y efectiva posible, sobre todo a los más pequeños”, según cuenta Carmen Alcalde Aramburu, la creadora de las cartas.

En la Baja Edad Media, la Península Ibérica estaba dividida en los cuatro reinos cristianos de Castilla y León, Aragón, Navarra y Portugal, y el reino musulmán de Granada.  Hay una baraja de cartas por cada reino, y en cada carta viene una breve historia, reseña o rasgo sobre el personaje o sobre el acontecimiento que ocurrió en ese reino y en la época.

Cada carta lleva el nombre y el color de la familia a la que pertenece, así como el nombre del miembro de dicha familia. En la familia de Aragón, por ejemplo, tenemos el nombre “Aragón” y el color morado. A un lado, irán “el abuelo”, “la abuela”, “el padre”, “la madre”, “el hijo” y “el otro hijo”.

Como no todas las familias tienen el mismo patrón, existe una carta donde aparecen los miembros de cada familia para que el jugador sepa qué debe pedir.

Todos los miembros sufren una crisis global que afecta a todos los ámbitos: hambrunas provocadas por las malas cosechas; guerras civiles en la lucha por el territorio, incluso guerras entre hermanos; conflictos sociales y otras grandes calamidades como la epidemia de peste negra; matrimonios que se concertaban para crear alianzas entre un reino y otro… “Es poca información, pero suficiente para picar la curiosidad de los niños”, que es el propósito que los creadores tienen, que los niños sigan indagando por su cuenta.

Una de las ventajas que poseen estas cartas, es que son un buen recurso para el aula, nos dice Carmen, ya que tienen muchas posibilidades para ser jugadas por todo un grupo de entre 20-25 alumnos: a cada uno se le puede dar un reino o una carta o bien un personaje, y el alumno tiene la oportunidad de ver de manera didáctica la relación que tiene su personaje con los demás.

Eso da la oportunidad de que el jugador conozca el árbol genealógico del reino: si el rey se ha casado una vez solamente, cuantos hijos tuvo, quiénes son los padres… y todas esas curiosidades de la historia.

Según Carmen, “como todo esto van a tener que estudiarlo de manera teórica más tarde, los niños llegan a esa parte del temario con el oído ya hecho, y es algo que agradecen mucho”.

Para sacar adelante esta baraja didáctica, que lleva el 57% recaudado del total previsto, se está llevando a cabo un crowfunding desde una plataforma de micromecenazgo, en la cual todo el mundo puede colaborar a través de https://goo.gl/w9rgGU y https://goo.gl/CS7VNT

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *