Viernes, 15 Diciembre, 2017

            

Ciudadanos denuncia el traslado de la Escuela Oficial de Idiomas en contra de la voluntad la ciudadanía

La concejal María del Mar Sánchez critica la improvisación en el proceso de cambio de centro y alerta de que las carencias del nuevo espacio no podrán estar resueltas antes del inminente inicio de curso

María del Mar Sánchez, Cs
Gabinete


image_print

La concejal del grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Granada María del Mar Sánchez ha denunciado el traslado final de la sede de la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) de Granada del IES Francisco Ayala al edificio Arrayanes en contra de la voluntad de toda la ciudad y en contra también de lo acordado por unanimidad de todos los grupos en el pleno de la institución.

“La Junta de Andalucía, a través de la Delegación de Educación, no ha defendido los intereses de los granadinos, mientras que el equipo de gobierno local tampoco ha levantado la voz en contra de la decisión ni ha luchado para que Granada tenga la Escuela Oficial de Idiomas de primer nivel que se merece”, ha aseverado Sánchez.

La edil ha criticado la improvisación con la que finalmente se ha llevado a cabo el traslado de centro, ya que los exámenes de septiembre se están realizando estos días en el IES Francisco Ayala, y ha alertado de todas las carencias que aún presenta el nuevo espacio y que no podrán estar resueltas antes del inminente inicio de curso el próximo 18 de septiembre.

“La ley establece como obligatorios para las escuelas oficiales de idiomas espacios como la biblioteca o el laboratorio de idiomas. En este caso, se ha improvisado una pequeña biblioteca que en ningún caso va a poder cubrir las necesidades de los cerca de 2.500 alumnos que cada semana acuden a la escuela, y el centro no va a poder contar con un laboratorio de idiomas porque no hay espacio para ello”, ha explicado Sánchez.

La concejal ha querido recordar la pérdida real de 120 plazas en el horario de tarde, el más demandado por los alumnos, que supone el traslado de centro de la escuela, así como la eliminación de algunas líneas semipresenciales en los niveles medios de inglés, que tradicionalmente han contado con un elevado número de estudiantes.

Junto a esto, Sánchez ha puesto de manifiesto las dificultades evidentes que van a existir para el comienzo del nuevo curso y que sufrirán tanto profesorado como alumnos, ya que el nuevo centro aún no cuenta ni con el material educativo ni técnico necesario para afrontar el inicio de las clases y se ha sustituido la fibra óptica por una red ADSL claramente insuficiente.

“La escuela no va a poder ofrecer un número de plazas adecuado a la demanda real de alumnos, ha perdido calidad como infraestructura educativa y tiene un acceso en transporte público bastante limitado”, ha lamentado la edil, quien ha denunciado que el equipo de gobierno haya vuelto a perder otra oportunidad para que Granada cuente con unas infraestructuras de primer nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *