Sábado, 21 Octubre, 2017

            

Ciudadanos Armilla propone un Ayuntamiento “libre de transfuguismo político y de comportamientos insolidarios y faltos de ética”

“El respeto, la democracia, la justicia social, la educación y la vocación de defender y proteger a los ciudadanos deben ser los valores que presidan cualquier actuación de los miembros de la corporación”, asegura Francisco Rodríguez

Francisco Rodriguez Ríos, Portavoz de Ciudadanos en Armilla y diputado provincial
Gabinete


image_print

El grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Armilla llevará al próximo pleno una moción para declarar el consistorio del municipio “libre de transfuguismo político y de comportamientos insolidarios y faltos de ética”. Así lo ha avanzado el portavoz del grupo y diputado provincial de Ciudadanos, Francisco Rodríguez, quien ha apelado a la necesidad de que “el respeto, la democracia, la justicia social, la solidaridad, la libertad, la educación y la vocación de defender y proteger a los ciudadanos sean los valores que presidan cualquier actuación de los miembros de la corporación”.

“La realidad actual nos muestra que aún no se ha modificado la legislación para que predomine la democracia de partidos y que, por tanto, la titularidad del escaño del cargo electo que abandona por voluntad propia o por discrepancias con la dirección sea del partido sobre otra cualquiera”, ha expuesto Rodríguez, quien ha apuntado que lo “éticamente correcto” en estos casos sería la renuncia al escaño. “Entendemos que el tranfuguismo supone una estafa a la voluntad popular y un fraude al electorado, algo que se agrava más aún cuando esa acción provoca un cambio de gobierno, vulnerando un legítimo resultado electoral”, ha añadido.

El portavoz de C’s Armilla ha recordado que a nivel nacional ya se firmó un acuerdo con un código de conducta en relación al transfuguismo en las corporaciones locales por el cual se defendía el compromiso de “respetar plenamente” la voluntad de los ciudadanos expresada en las elecciones locales, e instando a los partidos a impedir el uso de tránsfugas para constituir, mantener o cambiar las mayorías de gobierno en las instituciones. Asimismo, los partidos se comprometían a no aceptar en sus equipos de gobierno a tránsfugas de otros grupos.

Rodríguez no solo ha instado al cumplimiento en el Ayuntamiento de Armilla de este código ético, sino también a contribuir a “poner fronteras” a comportamientos faltos de solidaridad y ética en todos los responsables públicos y miembros de un gobierno municipal. El portavoz se ha referido concretamente a unos “lamentables hechos” que ocurrieron en la plaza del consistorio hace un mes durante un acto en repulsa a la violencia de género. Allí, un miembro del equipo de gobierno prefirió “anteponer un minuto de gloria ante los medios de comunicación” en lugar de atender la petición de ayuda a una vecina del municipio que se encontraba en una situación de peligro y que fue agredida posteriormente por su ex pareja tras reclamar un auxilio de alguien que “priorizó en ese momento el mirar hacia otro lado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *