Jueves, 27 Julio, 2017

            

Cinco Unidades del Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada, certificadas con el nivel avanzado de calidad

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales destaca la excelencia de los profesionales que trabajan en la sanidad pública andaluza



image_print

Cinco Unidades de Gestión Clínica del Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada han recibido hoy el nivel avanzado de certificación de calidad que otorga la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales a través de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía. La entrega de este reconocimiento ha contado con la presencia de la consejera del ramo en funciones, María José Sánchez Rubio, quien ha destacado que “el esfuerzo de los profesionales por ofrecer una atención de calidad”

Han obtenido su certificación de calidad en nivel avanzado las Unidades de Gestión Clínica del Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada de Cuidados Críticos y Urgencias, la de Interniveles de Pediatría, la de Medicina Interna, la de Radiodiagnóstico y la de Atención Primaria Motril Este.

En el proceso de evaluación de estas cinco unidades se han puesto de manifiesto numerosos aspectos positivos de cada una de ellas, que las hace valedoras de esta certificación en la que se valora la gestión, organización y atención de calidad. En este sentido, destacan aspectos como la voluntad de mejora continuas, las gestiones orientadas a garantizar la seguridad del paciente, la accesibilidad a sus servicios, el uso de las nuevas tecnologías para el acercamiento a los usuarios y las acciones orientadas a la promoción y prevención de la salud, entre otros aspectos.

En concreto, en la evaluación de la Unidad de Gestión Clínica de Cuidados Críticos y Urgencias se ha hecho hincapié en la utilización de la herramienta Farmatool, que permite incorporar a la práctica asistencial elementos de control de calidad científica, técnica y de seguridad para el paciente. Asimismo, y en línea con la participación ciudadana, esta unidad ha creado un comité y un grupo de trabajo en una red social, además de la página web del hospital, para promover la participación de los usuarios y mantener unos canales ágiles de comunicación.

En lo que respecta a la UGC de Pediatría, se ha puesto en marcha un programa para la inducción a la tolerancia de alimentos que, en muchos casos, han generado alergias en la población infantil, como es el caso de la leche y el huevo. Este programa tiene una tasa de éxito del 95%, mejorando la calidad de vida del paciente y de su entorno familiar.

La continuidad asistencial es el aspecto más destacado en la UGC de Medicina Interna. Los profesionales identifican de manera sistemática a los pacientes de riesgo y a sus cuidadores, detectando situaciones y problemas que puedan interrumpir la adecuada atención del paciente, rompiendo la continuidad asistencial y poniendo en riesgo su salud. A través de entrevistas personales se trata de poner a disposición de estos pacientes los recursos necesarios para evitar dichas situaciones. De cara a garantizar la seguridad del paciente, esta UGC ha desarrollado un sistema de prescripción electrónica y dispensación de medicamentos en dosis unitaria, en colaboración con el servicio de Farmacia, eliminando así intermediarios en la manipulación del fármaco.

Por su parte, la UGC de Radiodiagnóstico destaca por un elevado nivel de accesibilidad y de seguridad del paciente. Los profesionales colaboran en un blog denominado La Consulta Sur, un espacio de interacción entre los usuarios, las asociaciones de pacientes, la ciudadanía en general y los propios profesionales. Este canal se complementa con una serie de folletos informativos sobre los estudios que se realizan con más frecuencia, esto es, ecografía abdominal, tránsito intestinal o esófago gastro-duodenal. Existe, además, en esta unidad un programa de trabajo específico para revisarlas y ajustar la radiación de cada una de ellas al mínimo sin menoscabo de la calidad diagnóstica.

Por último, en la evaluación de la UGC de Motril Este cabe destacar la humanización en la atención a los pacientes terminales. Esta unidad ha desarrollado un procedimiento de atención domiciliaria en la sedación paliativa, lo que contribuye a humanizar esta situación al final de la vida del paciente y a mantenerlo en el contexto familiar y de hogar.

Ya son 16 las Unidades de Gestión Clínica que se encuentran acreditadas en esta área y 6 más están en proceso. En la provincia de Granada son 65 las Unidades de Gestión Clínica acreditadas y 23 las que están en proceso.

ACREDITACIÓN ANDALUCÍA

La Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, entidad dependiente de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, presta soporte de gestión a la Fundación Progreso y Salud y desarrolla programas destinados a la certificación de calidad de centros unidades sanitarias, formación continuada, páginas web de contenido sanitario y oficinas de farmacia, entre otros.

Actualmente, existen en Andalucía 509 unidades con certificaciones en vigor (65 en la provincia de Granada) y 204 en proceso de obtenerlo (23 granadinas), de las que 336 son Unidades de Gestión Clínica andaluzas y 44 son granadinas. A ellas se suman las certificaciones de profesionales sanitarios (7.584 en Andalucía y 1.038 en Granada); actividades individuales, congresos, jornadas y sesiones clínicas de formación continuada (29.805 a nivel regional y 3.179 en la provincia de Granada); programas de formación continuada (1.543 acreditados en Andalucía, de los que 101 son de Granada); y páginas webs (4 en Andalucía).

La Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía ha puesto en marcha, además, programas de certificación en el ámbito de los servicios sociales, para lo que cuenta ya con manuales destinados a la acreditación de los servicios residenciales, los servicios de día y los centros de atención infantil temprana.

Su labor en materia de impulso a la calidad ha recibido el reconocimiento de organizaciones como la Sociedad Internacional para la Calidad en Salud (ISQUA), o la adopción por parte del Ministerio de Salud de Portugal del programa de certificación de unidades de gestión clínica, que es el oficial en el país vecino.

ACREDITACIÓN DE PROFESIONALES 

La máxima responsable de la sanidad pública andaluza ha alabado la labor y la dedicación de los profesionales sanitarios por la calidad y la excelencia. Concretamente, 7.584 profesionales de la sanidad pública andaluza cuentan con la certificación de sus competencias asistenciales, de los que 1.888 desarrollan su trabajo en los servicios de atención primaria.
A través del programa de acreditación de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, los profesionales pueden aportar evidencias y pruebas que demuestran la calidad de su práctica diaria.

De los 1.888 profesionales de atención primaria con ‘sello de calidad’, 917 ejercen la medicina de familia y de urgencias; 824 son profesionales de enfermería de familia y de emergencias; 123 son pediatras; 18 desarrollan su labor en el ámbito de la farmacia en atención primaria; y 6 son epidemiólogos. A estas cifras se suman, además, los 13.825 profesionales que están en alguna de las fases del proceso de certificación pero que aún no lo han finalizado.

“Cifras como éstas ponen en evidencia la orientación a la excelencia de los profesionales que trabajan en la sanidad pública andaluza, lo que supone una garantía para la asistencia de los ciudadanos”, ha señalado Sánchez Rubio.
El programa de certificación de competencias profesionales tiene por objetivo observar y reconocer de qué forma, la atención sanitaria que prestan los profesionales responde al modelo de calidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía en relación a diez criterios establecidos y que responden a: la orientación al ciudadano, la promoción de la salud, la prevención y la atención comunitaria, la gestión por procesos, el trabajo en equipo o la actitud de progreso y mejora continua.
Del mismo modo, recoge el compromiso con la docencia y con la investigación, el uso eficiente de los recursos y la orientación a resultados.
Estos criterios están recogidos en los manuales que guían el proceso de certificación, de los que actualmente existen un total de 78 para diferentes ámbitos de actuación profesional, en cuya redacción y revisión han colaborado más de 600 profesionales que forman parte de comités técnicos asesores, lo que permite que estas publicaciones se adapten a la realidad diaria del ejercicio profesional.

VALORACIÓN

Sólo en 2014, los profesionales de medicina de familia han dedicado unas 5 horas diarias a consultas, lo que ha supuesto una media de tiempo de atención de 8,8 minutos para cada paciente.

En las últimas cuatro encuestas de satisfacción realizadas por el Servicio Andaluz de Salud, las personas encuestadas manifestaron estar satisfechas con el tiempo que les dedicó su médico de familia en consulta en un 95% de los casos en los años 2010, 2011 y 2012, una cifra que se incrementó al 96% en la encuesta de 2013.

Si bien, Sánchez Rubio ha explicado que “el tiempo de atención en la consulta depende del proceso clínico de cada paciente”.

Desde 2007 hasta la actualidad, la actividad asistencial que se desarrolla en las consultas de medicina de familia ha disminuido un 19%. La implantación del de receta electrónica ha contribuido en gran parte a reducir la carga de tiempos y asistencia de estos profesionales, lo que ha permitido pasar de una media de 43,7 a 34 pacientes atendidos en consulta al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *