Viernes, 28 Julio, 2017

            

Cifran en un 60% la pérdida de viajeros por el plan alternativo de Renfe a causa de las obras del AVE

Según apunta UGT, la plantilla ferroviaria teme la repercusión de la llegada del AVE en sus puestos de trabajo

Obras en las vías de tren |Autor: Archivo GD
E.P


image_print

El Plan Alternativo de Transporte (PAT) con transbordos en autobús establecido por Renfe a consecuencia de las obras del AVE en la línea Granada-Bobadilla ha supuesto una disminución del 60 por ciento de los viajeros, según los datos que maneja el sector ferroviario de UGT en Granada.

La medida se adoptó por primera vez en abril del pasado año ante la imposibilidad de compatibilizar el servicio de trenes ordinario con los trabajos que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) está acometiendo en diversos tramos de la línea de ancho convencional para la llegada de la Alta Velocidad.

Desde UGT afirman que la “gente ya no quiere usar el tren en estas condiciones”, especialmente los mayores, y auguran que esta disminución de viajeros “no se va a recuperar cuando llegue el AVE”, lamenta el responsable del sector ferroviario de UGT Granada, Salvador Molina.

“La ventaja competitiva en el AVE es el tiempo que se ahorra al usar este medio de transporte y eso en Granada no lo vamos a tener por las vueltas que da y porque la línea Antequera-Granada puede ser de las más lentas de España, con velocidades de 80 o 90 kilómetros por hora. A eso hay que sumar que es un billete caro”.

La plantilla de Renfe y ADIF en Granada se muestra además preocupada por la repercusión que va a tener para ellos la llegada del AVE, toda vez que el mantenimiento de las vías no se realizará con personal propio sino con empresas privadas. Entre las residencias de Granada y Guadix actualmente hay unos 50 profesionales que se dedican a esta labor y que desconocen cómo les afectará la medida.

Los trabajadores también reprochan a la Administración su “oscurantismo” al no aclarar si va a seguir activa la línea convencional, que es la que hoy pasa por Atarfe-Tocón-Loja y continúa hacia Antequera.

“Con el cierre de esas tres estaciones tenemos doce compañeros que de momento están reubicados por la zona de Antequera, pero cuando acaben las obras no sabemos qué pasará”, añade Molina, quien apuesta por que esta línea permanezca para el transporte de mercancías y para “no castigar” la vía de Alta Velocidad.

El sindicato censura además que se esté produciendo una desconexión ferroviaria en Granada a cuenta de las obras del AVE, que incluye la supresión del tren nocturno a Barcelona, cuando este medio de transporte “no está saliendo rentable” en la mayoría de sus conexiones en nuestro país.

“Salvo las que están motivadas por relaciones comerciales o laborales, se está demostrando que no son viables. Ni siquiera el de Madrid-Alicante, que lleva la misma ocupación que los trenes comerciales”, ha clamado Molina, que ha echado en falta más implicación de los partidos políticos y la ciudadanía en esta problemática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *