Viernes, 15 Diciembre, 2017

            

Científicos detectan cambios en la materia gris en el cerebro de los adolescentes con diabetes tipo 2

Los investigadores estudiaron a 20 adolescentes con diabetes tipo 2 y los compararon con 20 adolescentes sin diabetes tipo 2 que fueron similares en edad, raza y sexo

Toma de los niveles de azúcar en sangre | Foto: E.P.
E.P.


image_print

Los adolescentes con diabetes tipo 2 presentan cambios significativos en el volumen de la materia gris cerebral total y en las áreas de materia gris que participan en la vista y el oído, la memoria, las emociones, el habla, la toma de decisiones y el autocontrol.

Investigadores del Centro Médico del Hospital Infantil de Cincinnati, en Estados Unidos, descubrieron que estos adolescentes poseen seis regiones con la materia gris significativamente menor y tres con significativamente más. Detectaron una relación entre el menor volumen de materia gris en el cerebro y la capacidad de pronunciar palabras desconocidas.

“Estudios previos han sugerido que los jóvenes con diabetes tipo 2 tienen cambios en la estructura cerebral y peores puntuaciones de la función cognitiva en comparación con sus compañeros”, dice la doctora Amy Sanghavi Shah, médico-científico en la división de Endocrinología del Hospital Infantil de Cincinnati y autora principal del trabajo. “El volumen cerebral total y regional no había sido ampliamente evaluado hasta ahora. También tratamos de determinar si los hallazgos que encontramos aquí podrían explicar las puntuaciones cognitivas más pobres”, agrega.

El doctor Jacob Redel, compañero en la división de Endocrinología del Hospital Infantil de Cincinnati y autor principal del estudio, es el encargado de presentar los resultados de este trabajo en las Sesiones Científicas de 2016 de la Asociación Americana de Diabetes que se celebra en Nueva Orleáns, Estados Unidos.

Los investigadores estudiaron a 20 adolescentes con diabetes tipo 2 y los compararon con 20 adolescentes sin diabetes tipo 2 que fueron similares en edad, raza y sexo. Todos los participantes en el análisis tenían imágenes de resonancia magnética de alta resolución y ninguno de los grupos presentaba enfermedad neurológica o psicológica previa o resonancias magnéticas previas anormales.

“Nuestros resultados no muestran causa y efecto –matiza el doctor Redel–. No sabemos si los cambios que hallamos son el resultado directo de la diabetes, pero estudios en adultos con diabetes tipo 2 con mayor duración de la enfermedad también muestran diferencias del volumen cerebral, alteraciones vasculares cerebrales y deterioro cognitivo. Sin embargo, nuestros resultados sugieren que prevenir la diabetes tipo 2 en adolescentes es importante para evitar posibles complicaciones en el futuro”.

Los científicos están estudiando la posibilidad de realizar otro estudio en el que se incluyan participantes obesos sin diabetes tipo 2 y un mayor número de participantes. Esto les permitiría examinar si las diferencias encontradas en la RM están más relacionados con la obesidad o el azúcar en la sangre que se ve en la diabetes y comprobar si otros dominios cognitivos, como la memoria, el lenguaje, el intelecto y la atención, están afectados por diferencias en el volumen cerebral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *