Martes, 16 Enero, 2018

            

Científicos demuestran que la nueva vacuna contra la malaria es “segura” y aporta una “buena respuesta inmune”

Estos parásitos genéticamente atenuados son "incapaces" de multiplicarse en el hígado humano, pero están vivos y estimulan efectivamente el sistema inmunológico

Foto: E.P./JIM GATHANY / CDC
E.P.


image_print

Científicos del Center for Infectious Disease Research y del Fred Hutchinson Cancer Research Center (Estados Unidos) han demostrado, en un ensayo clínico de fase 1 con 10 voluntarios sanos, que la nueva vacuna contra la malaria, en la que se han utilizado parásitos genéticamente atenuados, es “segura”, se tolera “bien” y tiene una “buena respuesta inmune”.

En concreto, el nuevo estudio, publicado en ‘Science Translational Medicine’ y recogido por la plataforma Sinc, describe el uso de un parásito de la malaria modificado genéticamente, que se debilita mediante la eliminación de tres genes específicos, imprescindibles para que infecte con éxito y cause la enfermedad en personas.

Y es que, estos parásitos genéticamente atenuados, (GAP, por sus siglas en inglés) son “incapaces” de multiplicarse en el hígado humano, pero están vivos y estimulan efectivamente el sistema inmunológico para construir defensas que puedan proteger contra una infección real de malaria.

RESPUESTA INMUNE “ROBUSTO” CON UNA SOLA ADMINISTRACIÓN

Se trata de la primera vacuna contra las enfermedades parasitarias, denominada GAP3KO, que se ha creado utilizando ingeniería genética precisa del parásito de la malaria. “La vacuna provoca con una sola administración una respuesta inmune robusta. El nuevo estudio está basado en nuestro trabajo anterior. Ya teníamos buenos indicadores en trabajos preclínicos con ratones de que este ‘triple nocaut’ (GAP3KO), que tiene tres genes eliminados, estaba completamente atenuado”, ha explicado el científico principal, Sebastian Mikolajczak.

Ahora, prosigue, se ha demostrado que la vacuna está “totalmente atenuada” en personas y también que, después de una sola administración, provoca una respuesta inmune “robusta” contra el parásito. “En conjunto, estos hallazgos son hitos claves para el desarrollo de una vacuna eficaz contra la malaria”, ha zanjado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *