Lunes, 16 Octubre, 2017

            

Científicos de la Universidad de Granada emplean nanotecnología para mejorar la calidad de la cerveza

Se trata de un sensor que emplea un tejido de nanofibras fabricado con electrospinning

Imagen ilustrativa | Foto: Archivo
E.P.


image_print

Científicos de la Universidad de Granada y de la empresa NanoMyP, spin off de la UGR, han desarrollado un sensor óptico basado en nanotecnología que permite mejorar la calidad del proceso de fabricación de la cerveza.

Se trata de un sensor que emplea un tejido de nanofibras fabricado con electrospinning como zona de reconocimiento y que es capaz de determinar la presencia de la amina biógena triptamina, un grupo de compuestos químicos de gran relevancia en alimentación, cuya presencia en el caso de la cerveza garantiza su calidad.

Aunque existen muchos métodos para determinar la cantidad presente de estas aminas en cerveza, el sensor diseñado en la UGR y basado en nanotecnología “es mucho más barato y fácil de usar”, ya que no requiere de personal especializado, según detalla en una nota la institución docente.

En la actualidad, casi todos los sistemas para detectar la amina biógena triptamina “se basan en métodos separativos que, siendo métodos muy robustos, precisos y de excelentes características analíticas, son caros, lentos, y requieren de una instrumentación compleja así como de personal muy instruido para poder obtener resultados veraces”.

Las aminas biógenas son un grupo de compuestos de gran relevancia en alimentación. Se forman por la descarboxilación de aminoácidos durante los procesos de fermentación de estos alimentos y están presentes en quesos, vinos, cerveza, carnes procesadas o pescados procesados, siendo indicadores de la calidad de estos alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *