Jueves, 23 Noviembre, 2017

            

Científicos de la UGR estudiarán las condiciones de vida de los gobernadores del Antiguo Egipto

Es el mismo equipo que el pasado año halló los restos del cáncer de mama más antiguo del que se tiene constancia

Piramides de Egipto
E.P


image_print

Un equipo multidisciplinar de científicos de la Universidad de Granada estudiará las condiciones de vida de los gobernadores del Antiguo Egipto a partir del análisis de las momias y los restos esqueléticos de una necrópolis en la región de Asuán, en el marco de una campaña arqueológica que busca ofrecer una visión fiel de una civilización que vivía “mucho peor” de lo que las distintas fuentes y sus imponentes monumentos hacían prever.

El equipo de expertos que participarán en esta expedición, integrada por geólogos y antropólogos forenses, desarrollará su labor en la Necrópolis de Qubbet el-Hawa, donde estudiarán los restos humanos que puedan aparecer, momificados o no, para analizar, entre otras cuestiones, la mortalidad por edades y ver qué enfermedades sufrían los distintos colectivos de una población que subsistía junto a las “contaminadas aguas” del Nilo, asolados por enfermedades infecciosas y “al límite de la muerte”.

El director del Laboratorio de Antropología de la UGR, Miguel Botella, ha señalado en rueda de prensa que se trata de la séptima campaña que realizará este equipo científico, que ya el pasado año halló los restos del cáncer de mama más antiguo del que se tiene constancia en el esqueleto de una mujer de entre 30 y 40 años que murió por esta enfermedad en torno al 2200 a.C. y cuyo cuerpo está momificado.

Los expertos han conseguido los permisos necesarios para seguir esta rama de estudio y poder realizar tomografías entre otras pruebas que permitan profundizar en el hallazgo. También continuarán los trabajos de excavación en las tumbas de los ancestros de los gobernadores de Elefantina de la XII dinastía (siglo XIX antes de Cristo), cuya matriarca encontraron en la pasada campaña.

Los científicos han hallado en tumbas saqueadas desde hace tiempo 150 individuos nuevos y más de doce momias intactas en sus nichos con su ajuar correspondiente que serán fuente de estudio en la expedición que arranca este jueves y que se desarrollará hasta el 11 de marzo coordinada por la Universidad de Jaén y en la que participan también científicos de la Universidad de Berlín (Alemania).

Otro de los objetivos de esta campaña es excavar los ochos pozos funerarios de la tumba de Sarenput I, también del siglo XIX antes de Cristo, en los que no se ha trabajado nunca y que se desconocen si están intactos.

Botella ha relatado que la pretensión desde el punto de vista antropológico es dar una visión de cómo realmente vivía la civilización egipcia, que a pesar de su gran riqueza estaba sometida a un “exceso de trabajo y estrés, sufría malnutrición y enfermedades infecciosas agudas” por las que la mitad de la población moría antes de cumplir los cinco años.

La profesora Mª Paz Sáez Pérez, del departamento de Construcciones Arquitectónicas, que también se desplazará a Egipto, ha explicado que otra de las vertientes de estudio serán la arquitectura y la geología de los monumentos funerarios, vinculando la relación del material del que se compone la colina sobre la que se han realizado estas estructuras con el estado de conservación de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *