Domingo, 26 Marzo, 2017

Chindogu: 14 soluciones absurdas a problemas cotidianos pensadas en Japón

Todo es posible con estos inventos

Foto: E.P


image_print

En un mundo en que la innovación e invención forma parte del progreso de una sociedad, Japón, el país del sol naciente siempre se ha erigido como el promotor número uno de la industria electrónica, tecnológica y robótica. Sus avances en estos campos son indiscutibles.

Sin embargo, el mismo país que diseña robots con una autonomía casi humana, es el mismo que acuñó la palabra Chindogu para referirse al arte japonés de inventar aparatos que son aparentemente útiles, pero demasiado absurdos para utilizarlos realmente.

¿Qué es un chindogu?

Para entender lo que es un Chindogu hay que hacerlo pensando en su significado como una paradoja en sí misma. ¿Para qué iba a querer nadie inventar algo cuya inutilidad inicial impida darle uso o -lo que es peor- genere inconvenientes al usarlo? Para los japoneses ésta sería una pregunta retórica pues un ‘Chindogu’ es eso mismo, precisamente.

El concepto, que traducido literalmente sería algo así como ‘herramienta inusual’, lo acuñó el inventor y editor de la revista ‘Mail Order Life’, Kenji Kawakami, en la década de 1980. Dan Papia fue el que lo introdujo al mundo anglosajón y lo popularizó en su revista Tokyo Journal.

Kawakami y Papia fueron los que finalmente colaboraron en la elaboración de la primera edición del libro ‘101 inventos japoneses inútiles: El arte del Chindogu. El libro fue un éxito en ventas y en ediciones traducidas a los principales idiomas de todo el mundo.

Desde entonces, los inventos japoneses más inútiles son conocidos comoChindogu, aunque estos no pueden ser cualquier cosa. Un chindogu tienen que respetar al menos tres características: que sea posible de hacer, que sea de dominio público, que no se deba únicamente al humor y a lo satírico.

¿Conocéis algún Chindogu que se haya convertido en un invento útil? ¿En qué momento un invento absurdo se convierte en un invento útil? Probablemente penséis que nunca lo sabremos o que habrá que esperar muchos años para averiguarlo. Ante ese pensamiento os decimos: atentos al primer Chindogu de la lista porque os resultará familiar.

El palo para selfies

5

Braguitas para el sudor botellas

8

2×1: Mantequilla y mermelada

El Tempescope

7

Palillos chinos para occidentales versión postureo

2

El rellena plátanos

12
12b

La sudadera canguro para mascotas

6

Rallador de mantequilla fría

3

De venta en este enlace.

No más fideos ardiendo

9

Pantalones para llevar de picnic

10

El corta-sirve pizzas

11

La mopa colaboradora

13

El embudo para los miedosos

4

El invento para los madrugadores

1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *