Viernes, 14 de Diciembre de 2018

            

Cerca de 900 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a un inodoro

En ausencia de retretes, a escala mundial no se recogen ni tratan los excrementos humanos del 60 por ciento de la población mundial

Imagen ilustrativa | PixaBay
EP


image_print

Un total de 892 millones de personas defecan al aire libre y no tiene acceso a un inodoro y el 60 por ciento de todos los excrementos en el mundo, ni se recoge ni se trata, por lo que suponen un problema de salud pública a nivel global.

Con motivo de la celebración el lunes del Día Mundial del Retrete, de acuerdo con la agenda de desarrollo sostenible, la Fundación We Are Water advierte de que la exposición a las heces humanas tiene consecuencias perjudiciales sobre la salud pública, las condiciones de vida y de trabajo de las personas, la nutrición, la educación y la productividad económica en todo el mundo.

El objetivo del Día Mundial del Retrete es concienciar a la población, precisamente, sobre la problemática de saneamiento mundial y la necesidad de actuar.

En la actualidad, según datos de la ONU, 892 millones de personas defecan al aire libre y contaminan el suelo y el aguas que después consumen, lo que contribuye a enfermedades como la diarrea, que cada año provoca la muerte a 361.000 niños menores de cinco años.

Además, en ausencia de retretes, a escala mundial no se recogen ni tratan los excrementos humanos del 60 por ciento de la población mundial, es decir, de unos 4.500 millones de personas. Esto, según advierte contamina el suelo y el agua. Así, se estima que 1.800 millones de personas beben agua no potable que podría estar contaminada por heces.

En la naturaleza no existe el concepto de desecho: al finalizar su vida útil, los recursos se reciclan de forma natural para mantener el equilibrio. La Organización de Naciones Unidas propone en 2019 que en ocasiones basta con reproducir estos ciclos naturales para dar solución a algunos de los principales problemas de saneamiento del mundo.

Así, la Fundación We Are Water se une a la campaña ‘Cuando oyes la llamada de la naturaleza, necesitas un retrete” y celebrará una jornada para debatir y exponer soluciones de saneamiento que trabajen en armonía con el entorno y que permiten a las comunidades gestioanr sus residuos con los recursos disponibles. Además, presentará proyectos enfocados a mejorar la situación del saneamiento en el mundo.

Las soluciones para el saneamiento basadas en la propia naturaleza aprovechan los ecosistemas para tratar los desechos humanos antes de que regresen al medio ambiente. La mayoría de estas soluciones se basan en la protección y la gestión de la vegetación, los suelos y los humedales, incluidos los ríos y lagos.

Entre las posibles soluciones, señala las letrinas con estercolero que recojan y traten los deshechos humanos en el mismo retrete, y produzcan así un suministro gratuito de fertilizantes que puedan ser usados posteriormente para cultivos o bien, humedales y cañaverales construidos por el hombre que filtran las aguas residuales antes de que vuelvan de nuevo a los ríos.

En 2030 se debe alcanzar el Objetivos de Desarrollo Sostenible número 6 que quiere ‘Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos’ por lo que se deberá hacer llegar el saneamiento a todos los habitantes del planeta; reducir a la mitad el agua no tratada y aumentar su reutilización.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.