" />

Viernes, 24 Marzo, 2017

Cerca de 800 enfermos coronarios se beneficiarán de la ayuda de Empleo en su rehabilitación de por vida



image_print

La delegada de Empleo de la Junta de Andalucía en Granada, Marina Martín, ha girado visita al centro en donde los integrantes de la Asociación de Pacienes Cardiacos de Granada y su Provincia, ASPACCRAP, realizan su rehabilitación cardiaca tras haber tenido algún “tropiezo” por causa de enfermedad coronaria, al tiempo que le anunciaba a su presidente, Rafael Córdoba Carrillo, “la renovación del convenio por el que la delegación de Empleo contribuye al sostenimiento del personal laboral” de la asocición.

 

Estas subvenciones estriban entre los 31.000 y 55.000 euros y se realizan en función de los contratos que se realizan al personal laboral, fisioterapetua, administrativo y trabajadora social, según declaró el propio presidente a Granada Digital, cifra en que en este 2009 alcanza los 36.097 euros, según Marina Martín, y que sirve para que “los 800 socios sigan la terapia, esta de por vida, tras superar las fases 1 y 2”.

FUNDACIÓN

En diciembre de 1.999 se puso en marcha la Asociación de Pacientes Cardiacos de Granada y su Provincia gracias “a la unión y esfuerzo de unos enfermos coronarios que comenzaron a reivindicar la rehabilitación cardiaca, hecho que se consiguió en el año 2003 al oficializarse y fuera una terapia del SAS”, comentó Rafael Córdoba para quien desde ese momento, “todos los que estábamos de voluntarios en el Hospital Clínico dejamos de hacerlo y se hizo cargo el propio hospital en su fase 1, se lleva a cabo nada más salir de la UVI, y 2, intrahospitalaria, que se sigue realizando en este hospital granadino al frente de la cual está el cardiologo Gerardo Morente, más un enfermero y un fisio”.

Posteriormente, viene una tercera fase que “es de por vida para el enfermo cardiaco y que se solía realizar en casa, hecho este que no siempre se cumplía al abandonar, en la mayoría de los casos, por aburrimiento el programa a seguir. De ahí, que desde que me hiciera cargo de la presidencia de la asociación y con la complicidad y lucha de todos mis compañeros enfermos coronarios tomáramos conciencia de la situación ya que el 80% de los enfermos cardiacos abandonaban la

tercera fase de rehabilitación, por lo que decidimos llamar a las puertas de las adminitraciones y fue el Ayuntamiento granadino a través de su alcalde, José Torres Hurtado, y los concejales Ana López Andújar y Luis Gerardo García Royo quien nos facilitaron un local amplio en la zona sur que es el que disfrutamos hoy”, narró el presidente de la Asociación de Pacientes Cardiacos.

“En este local venimos desarrollando la rehabilitación física y síquica atendidos por profesionales, como el sicólogo Manuel Castiñeira, nivel individual, y la colectiva, incluidos familiares, que se realiza desde el mes de febrero a mayo y la lleva a cabo la doctora en Sicología Umbelina Robles, de una forma altraista, declaró Córdoba.

CUOTA

Afirmó el presidente de los enfermos coronarios de Granada y provincia que “pagamos 30 euros de cuota al año y 5 euros al mes para financiar las máquinas necesarias para la rehabilitación” e indicó que en Granada hay muchísimos más enfermos coronarios de los que están en la asociación. Son enfermos crónicos de por vida pero, desgracidamente, se desentienden de la asociación aún pesar de dar el mayor número de difusión posible a nuestra revista, actos, semana del corazón, reuniones, etc., con el fin de indicarles que tienen un sitio adecuado para llevar esa terapia, pero muchos esconden la cabeza baja el ala, como el avestruz, cuando podían tener una calidad de vida bastante mejor. También hay socios que no pagan nada, porque no pueden hacer frente a esa cuota porque las pensiones son bajas, pero no los dejamos en la calle”.

“Actualmente contamos con una fisioterapeuta gracias a la Universidad de Granada que envía a los alumnos de segundo y tercer curso a realizar sus prácticas bajo la vigilancia de una o un titular de Fisioterapia”, añadió

Según Rafael Córdoba, “la edad media de los enfermos coronarios está en los 62 años, salvo raras excepciones, que las hay, con enfermos de 32 años. En el Hospital Clínico he conocido a jóvenes con 28 ó 29 años que han sufrido un proceso coronario. La media de la enfermerdad coronaria ha bajado por el estres, preocupaciones, excisivo ritmo de vida y otros condicionantes como una alimentación insana y hábitos no saludables para la vida de cualquier persona”.

Incidió Córdoba que “el hombre es más propenso a sufrir una enfermedad coronaria que la mujer, porque estas están protegidas por su fisiología, sus hormanas, y mientras no entran en la edad de la menopausia no entran en verdadero riesgo de padecerla. Actualmente podemos afirmar que el número de hombres afectados por patología cardiacas está en el 85% y el de las mujeres en el º15%.

Por último, Rafael Córdoba dijo que “no hay un perfil determinado, la genética influye, pero sobre todo los que llevan hábitos poco saludables son las personas más propensas a sufrir enfermedades coronarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *