Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Celebradas las primeras bodas gays en Australia pendientes de un recurso judicial

Quien ha inaugurado las bodas homosexuales ha sido el senador de Australia Occidental Stephen Dawson con un acto celebrado a medianoche

E.P.


image_print

Más de una decena de parejas homosexuales han contraído matrimonio este sábado aprovechando la entrada en vigor de la nueva ley que permite las bodas gays en el Territorio Capital Australiano (ACT), la región en la que se encuentra la capital del país, Canberra. Sin embargo, las ceremonias se han celebrado pendientes del recurso judicial planteado ante el Tribunal Supremo contra la norma, que se resolverá el próximo jueves.

Hasta 46 parejas gays han solicitado la celebración de sus respectivas bodas este fin de semana, pero quien ha inaugurado las bodas homosexuales ha sido el senador de Australia Occidental Stephen Dawson con un acto celebrado a medianoche, apenas un minuto después de la entrada en vigor de la ley, en la sede del Parlamento Federal australiano, según recoge la televisión australiana ABC.

Dawson ha explicado que siempre había querido denominar marido a su pareja, Dennis Liddelow, y que espera poder hacerlo durante mucho tiempo. “Estoy satisfecho de haber podido decirlo hoy y espero poder decirlo el fin de semana que viene. Espero que el Tribunal Supremo considere que esta ley puede seguir vigente”, ha declarado.

La primera ministra del Territorio Capital Australiano, Katy Gallagher, ha destacado el importante número de parejas que se han inscrito para casarse. “A pesar de la incertidumbre, esto demuestra lo importante que es”, ha indicado.

Gallagher ha asegurado además que no tendrá ningún remordimiento si finalmente el Supremo deroga la ley. “En lo que respecta al porvenir, el mundo ya ha cambiado. El paisaje ya ha cambiado. Ya no se tratara de cuándo o si las parejas del mismo sexo se pueden casar porque ya se han casado y este impulso seguirá creciendo y no tengo ninguna duda de que ya ha cambiado el debate”, ha argumentado.

Desde el grupo Igualdad Matrimonial Australiana, Rodney Croome, ha emplazado al primer ministro, Tony Abbott, a permitir a los diputados de su partido a decidir por sí mismos si apoyan una ley de matrimonio gay a nivel federal. “Creo que la mayoría de los miembros de la Coalición apoyan un voto de conciencia y si se consigue ya no habrá más obstáculos para que esta opción tenga una posibilidad”, ha argumentado.

Grupos conservadores y religiosos han criticado la iniciativa, mientras que sus partidarios recuerdan que con ella, Australia se equipara a otros países asimilables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *