Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

CEA, UGT y CCOO urgen a Díaz a reabrir el dialogo social sin Cepes

A través de un manifiesto conjunto



image_print

La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y los sindicatos CCOO-A y UGT-A han pedido en un manifiesto conjunto que remitirán a la Junta de Andalucía que ésta reabra el diálogo social y clarifique sus posturas sobre la Concertación Social, donde, a su juicio, descartan la entrada de la economía social y su organización, apelando a la legitimación y representatividad que otorgan la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía.

En el manifiesto consensuado entre los tres agentes y presentado por sus máximos representantes, que remitirán por carta a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, estos tres agentes consideran que “es el momento de reabrir un nuevo período de negociación y de alcanzar compromisos cuanto antes para impulsar actuaciones concretar que favorezcan la salida de la crisis”.

En la declaración conjunta existen tres ejes fundamentales, como son la “recuperación del empleo y la reactivación económica, propiciar la competitividad y la sostenibilidad ambiental de la economía; y garantizar la cohesión e igualdad social y derechos sociales de los trabajadores, potenciando la igualdad de oportunidades”.

Los agentes sociales han dejado claro que este manifiesto no supone ningún “tirón de orejas” ni “dar ningún toque”, sino que tiene un afán “positivo y constructivo”, donde “se demuestre que estamos muy activados y comprometidos con el diálogo social y desarrollo de Andalucía” y sí quieren apremiar al acuerdo trabajando juntos, toda vez que han recordado que “otros están ya galopando” para salir de la situación de crisis.

“Lanzamos la mano y emplazamos a la Administración autonómica, pero no es una exigencia”, ha explicado el presidente de la CEA, Javier González de Lara, quien ha recordado el manifiesto, donde los tres agentes emplazan a la Junta a que “cuanto antes clarifique su postura sobre el diálogo y la nueva Concertación Social, establezca las materias sobre las que quiere negociar, así como la metodología a emplear, los tiempos y calendarios y delimitar los mecanismos de control y seguimiento”.

Tras presentar esta declaración, los tres agentes esperarán “pacientes” a la respuesta de la Junta y se han mostrado “convencidos de que nos pondremos de acuerdo y que este será inmediato, buscaremos una fórmula de consensuar estrategias”.

En ese sentido, han recordado el III Acuerdo Marco para la Competitividad e Innovación Industrial 2014-2020, alcanzado en Castilla y León entre el gobierno autonómico y los agentes sociales, que se suman a otros procesos de diálogo social emprendido en otras comunidades, mientras que “en Andalucía no nos hemos empezado a mover y las fechas apremian, como por ejemplo, en lo referente a obtención de fondos europeos”, agrega el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero.

Asimismo, el manifiesto demanda un compromiso para que avance el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales, que “contribuya a desbloquear y agilizar la negociación de los convenios colectivos”, además de impulsar el papel del Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla)”, en aras de “reducir la conflictividad”.

PARTICIPACIÓN DE CEPES-A

Sobre la participación de Cepes-A en este manifiesto o en un futuro acuerdo de Concertación, los tres agentes han reivindicado su “legitimidad institucional” a la hora de abordar la Concertación, de forma que “queremos una interlocución seria y fuerte”, indicó Carbonero, quien reconoce el papel de la CEA y ve “imprescindible” un acuerdo con ésta, mientras que “otra cosa no se ha planteado”.

La secretaria general de UGT-A, Carmen Castilla pide respetar el ordenamiento jurídico vigente, donde se establecen los agentes legitimados para pactar el diálogo social y advierte de que “demonizar el dialogo social es peligroso”, resaltando la importancia y los logros de los acuerdos de Concertación Social.

El presidente de la CEA ha dejado claro que “no se prejuzga quién debe estar pero sí que esté que acredite, y debe estar legitimado, y a nosotros nos acredita la Constitución Española y el Estatuto de Andalucía, y Cepes no está legitimada en ese sentido; el que aspire a estar, que acredite a quien representa y quién lo legitima, pero la ley es la ley y la legitimidad está tasada y medida”.

“La economía social tiene su espacio, tiene una dirección general y tiene fórmulas para articular la representatividad del pequeño porcentaje de la economía social, que no supera el cinco por ciento del tejido productivo andaluz, al que se le atiende y se le da apoyo; aquí estamos hablando de algo distinto, de un acuerdo estratégico de mayor dimensión”, ha dejado claro González de Lara.

Ninguno de los tres agentes aseguraron que no se sienten desplazados en las últimas decisiones del Gobierno andaluz, aunque creen que la Junta “no ha tenido certeza en las últimas decisiones, por eso hay buscar soluciones a futuro, en una actitud de construir, no de reproche”.

IMPORTANCIA DE LA PAZ SOCIAL

El presidente de la CEA, Javier González de Lara, ha recordado que el objetivo de este manifiesto consensuado pretende impulsar y retomar en la medida de lo posible el diálogo social en las relaciones laborales y en el desarrollo socieconómico de Andalucía” y ha explicado que se han celebrado para ello reuniones de trabajo preparatorias “lógicas, sensatas y razonables” donde se han debatido temas comunes.

González de Lara destaca la “preocupación común” de las tres organizaciones por la “difícil situación de Andalucía” derivada de la “profunda crisis”, de la que “se debe salir lo antes que se pueda”.

El manifiesto, según recuerda González de Lara, aboga por “consenso” en torno a la “paz social”, que es “la principal infraestructura de Andalucía”, algo que “nos ha dado muy buenos resultados años atrás, que hay que trabajarla y forjarla”, ante lo que pide al Gobierno andaluz que “impulse el nuevos dialogo social y la nueva Concertación en aras de dicha paz social”.

Por su parte, la secretaria general de UGT-A, Carmen Castilla, ha recordado la “profunda crisis económica que llevamos arrastrando años” y donde “cierran empresas, se despiden a trabajadores y no se genera empleo de calidad”.

Castilla cree que con el impulso del diálogo social “podemos dar cobertura a colectivos como parados de larga duración o jóvenes, que se están yendo fuera, incluidos los mejor formados”.

Por ello, a su juicio, “es necesario recuperar el diálogo social”, toda vez que “el anterior Acuerdo de Concertación está extinto desde diciembre y llevamos seis meses, necesitamos que se impulse de forma decidida el nuevo”.

El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, ha asegurado que esta declaración dirigida a la Junta está basada en “construir cambios, algo imprescindible en el modelo productivo; no podemos depender solo de la estacionalidad y el sector servicios”.

“No queremos empresas ‘en tenguerengue’, sino con fortaleza económica, para posteriormente permitir la redistribución de la riqueza”, ha aseverado Carbonero, quien pide que “no se criminalice” la paz social, algo que es “una gran equivocación de aquellos injustos o descreídos que solo tienen intereses electoral o no generales”.

Carbonero considera que el VII Acuerdo de Concertación y la Estrategia para la Competitividad “no se han podido desarrollar en plenitud al ser inviable económicamente por la crisis” y cree que “la incapacidad para desarrollar el acuerdo ha sido de la Junta, por su situación financiera, nosotros hemos cumplido”.

“Pretendemos con una buena administración posibilitar políticas de crecimiento”, ha aseverado Carbonero, quien defendió el modelo de Concertación, “pues no hay muchas alternativas no solo en Europa sino también fuera de Europa, que no sea buscar el acuerdo, y a nosotros nos interesa incidir en las políticas públicas, aunque nos demonicen o nos digan que somos unos vendidos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *