Lunes, 11 Diciembre, 2017

            

CCOO pide 288 años de cárcel para los doce imputados por el desplome en la A-7 que mató a 6 trabajadores



image_print

Comisiones Obreras, personado como acusación en la causa por el accidente laboral de la A-7, ha solicitado un total de 288 años de cárcel para los doce imputados por la jueza en este suceso que costó la vida hace hoy cuatro años a seis obreros que trabajaban en la autovía a su paso por Almuñécar.

En su escrito de acusación y de solicitud de apertura de juicio oral, al que hoy ha tenido acceso Efe y que se ha presentado ante el Juzgado de Instrucción 2 de Almuñécar, el sindicato pide para cada uno de los acusados un total de 24 años de prisión por la presunta comisión de seis delitos de homicidio imprudente, tres de lesiones imprudentes y otros nueve contra la seguridad y la salud laboral

Además, solicita para cada uno de ellos 21 años de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión, así como 86.400 euros de multa.

CCOO considera que el siniestro, que se produjo el 7 de noviembre de 2005 sobre las 15.30 horas por la caída de la cimbra con la que se construía el viaducto sobre el Río Verde desde una altura de unos 67 metros, se debió a que se sobrecargó un arco en el avance de ese mecanismo.

En ese momento, según el escrito, se registra el corte de una manguera eléctrica que alimenta la centralita de avance de la batería derecha y el siniestro se produce en una situación de colapso total de la cimbra al caer desplomada.

En ella se encontraban trabajando doce trabajadores de los que siete cayeron con la cimbra falleciendo seis en el acto, mientras que otros resultaron heridos.

También indica el sindicato que se han detectado diferentes irregularidades en materia preventiva como que la revisión de las uniones atornilladas no se realizaba en cada uno de los avances del mecanismo, no se efectuaban revisiones periódicas de las soldaduras y, cuando se hacían, eran de forma visual y no mediante radiografías.

Además, señala que los trabajadores carecían de indicaciones sobre el plan de mantenimiento de la cimbra, de lo que responsabiliza a su fabricante y al ingeniero encargado de la dirección y del control de la obra, porque “debería de haber tomado medidas al comprobar se estaba desarrollando en condiciones que comprometían la seguridad de los trabajadores”.

La UGT y CCOO han celebrado hoy, cuando se cumplen cuatro años del sucesos, dos actos independientes aunque en el mismo lugar, consistentes en una ofrenda floral junto a los pilares del viaducto de Río Verde, y ambos han solicitado “la máxima rapidez” para la celebración del juicio.

Además, la UGT pidió para diez de los doce imputados 54 años y medio de cárcel, 45 de inhabilitación y multa de 146.000 euros por seis delitos de homicidio imprudente, tres de lesiones y nueve contra la seguridad laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *