Jueves, 19 enero, 2017

CCOO dice que el SAS ha derivado desde septiembre 165 intervenciones a clínicas privadas

"A los pacientes que han rechazado su intervención en la sanidad privada los castigan y los colocan al final de la lista de espera para su intervención", lamentan desde el sindicato

E.P.


image_print

CCOO afirma que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha derivado desde el mes de septiembre 165 intervenciones de hospitales de Granada a clínicas privadas, además de haber renovado el concierto para realizar resonancias magnéticas en centros radiológicos privados, según han informado a Europa Press fuentes del sindicato.

Concretamente, CCOO denuncia que se han derivado a las clínicas de la Inmaculada, de San Rafael y de La Salud 75 intervenciones de vesícula y otras 90 intervenciones de amígdalas, además de pruebas diagnósticas y todo ello “se va a pagar con dinero público”.

Desde el Sindicato de Sanidad y Servicios Sociosanitarios de CCOO censuran que este dinero no se haya “querido dedicar a contratar nuevos profesionales o a hacer contratos del 100 por cien de la jornada a profesionales contratados al 75 por ciento”, mientras que los medios técnicos, quirófanos y aparataje están “infrautilizados”.

De hecho, CCOO asegura que ha habido profesionales que se han ofrecido a rentabilizar quirófanos y aparatos trabajando por las tardes e incluso en fin de semana, lo cual “no ha sido tenido en cuenta”.

“Además, a los pacientes que han rechazado su intervención en la sanidad privada los castigan y los colocan al final de la lista de espera para su intervención”, lamentan desde el sindicato.

Por ello, CCOO acusa al Gobierno andaluz y al Sistema Andaluz de Salud de ser “alumnos aventajados del ejemplo recortador del Gobierno del PP”, toda vez que los profesionales sanitarios andaluces “tienen el triste récord de ser, dentro de la Sanidad Pública Española, los que más recortes padecen y seguirán padeciendo gracias a los Presupuestos de la Junta para el 2014”.

Según los datos que baraja el sindicato, el SAS ha suprimido en los últimos tres años 1.000 plazas en Granada.

“Es lamentable que el Gobierno de la Junta tenga un discurso de defensa de los servicios públicos que no se plasma en la realidad de sus actuaciones y exigimos que demuestren que de verdad están por la defensa de la Sanidad Pública, que los contratos eventuales sean al 100 por cien, que no se deriven intervenciones y pruebas diagnósticas a la sanidad privada, que la Oferta Pública de Empleo sea la adecuada a las necesidades del SAS, que la prolongación de jornada a 37 horas y media sirva para mejorar los servicios y no para empeorar las condiciones del personal y que no se destruya más empleo en el ámbito sanitario”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *