Viernes, 18 Agosto, 2017

            

CCOO afirma que el recorte de financiación a Correos podría eliminar 300 empleos en Granada

El sindicato asegura que esta medida supondría la desaparición y reducción significativa del servicio postal público en miles de poblaciones

Imagen ilustrativa | Foto: Archivo
Gabinete


image_print

CCOO, sindicato mayoritario en Correos, ha rechazado el recorte del Ministerio de Fomento de un tercio de la financiación de la partida destina a Correos para la prestación del Servicio Postal Universal, recogida en el documento de Presupuestos Generales del Estado para 2017, presentada en el Congreso de los Diputados.

Regino Martín Barco, Secretario General de CCOO-Correos, ha señalado que se trata de “un pésimo inicio de legislatura que deja a Correos en una situación extrema”. Tal y como ha indicado en una nota de prensa, de aplicarse este “tijeretazo de 60 millones de euros” al servicio postal público prestado por Correos “se pone en claro riesgo la viabilidad de Correos y se abre la puerta a eliminar 20.000 puestos de trabajo en toda España, casi 3.000 puntos de atención, la desaparición del servicio postal público en miles de municipios y millones de ciudadanos serán privados de servicio público”.

En concreto, esta medida se traduciría en la provincia de Granada en una pérdida de 300 empleos, de 70 puntos de atención y la desaparición y reducción significativa del servicio postal público en miles de poblaciones, dejando a cientos de miles de ciudadanos sin prestación del servicio en municipios como Orgiva, Salobreña, Inalloz, Illora, Alhama, Huetor Tajar, Cullar Baza.

Según ha expresado, CCOO ya ha comenzado las reuniones con los distintos partidos políticos del arco parlamentario para frenar este severo recorte y ha advertido que si el Ejecutivo no gira en el trámite parlamentario, estará abocando a un intenso proceso de movilización en los próximos meses.

CCOO, frente al tijeretazo, plantea un Plan Estratégico para garantizar la viabilidad de Correos y sus 57 mil empleos que comprende el incremento de la financiación del Servicio Postal Universal -de los 180 millones actuales, hasta los 230-, la erradicación de la “dependencia de la carta” -74% de la facturación, en caída libre por la sustitución electrónica-, la apuesta por convertir a Correos en un operador postal y logístico que obtenga hasta un 55% de la paquetería y diversificación y la realización de un pacto laboral que contemple la recuperación salarial de los recortes aplicados desde 2010 y tasas de reposición de empleo del 100% a lo largo de los próximos años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *