Domingo, 26 Marzo, 2017

Cassanyes, Askunze, y Perpiñán, ganadores del concurso de arreglos para ‘big bands’ de la SGAE

El proyecto, organizado por la Asociación Cultural Ool-Ya-Koo bajo el paraguas de la Fundación SGAE, surgió con el fin de estimular la creación de música para grandes bandas

Teatro Isabel La Católica


image_print

El jurado, compuesto por Ramón Cardo, director musical y saxofonista; Sergi Vergés, arreglista, trombonista y tubista; Jesús Villalba, director del Festival Internacional de Jazz de Granada; Joaquín Sánchez, miembro de la Asociación Ool-Ya-Koo; y Arturo Cid, músico y miembro del Consejo Territorial andaluz de la SGAE, han decidido otorgar las tres menciones que recogía esta convocatoria al barcelonés Álex Cassanyes, por los arreglos del tema tradicional catalán ‘El testament d’ Amelia’ (Primer Premio, dotado con 1.000 euros); el pamplonés Iñaki Askunze, por los arreglos de la obra ‘Rumba pa Jerry’ de Chano Domínguez (Segundo Premio, con 750 euros); y el valenciano afincado en Sevilla Leandro Perpiñán, arreglista de ‘De camino’, tema de Perico Sambeat (Tercer Premio, con 500 euros).

Estas piezas, junto al resto de obras finalistas, se incluirán en el repertorio que será interpretado por la Ool-Ya-Koo Big Band, en el marco del XXXV Festival Internacional de Jazz de Granada. El concierto tendrá lugar en el Teatro Municipal Isabel la Católica, el próximo sábado, 8 de noviembre, a las 21h.

El proyecto, organizado por la Asociación Cultural Ool-Ya-Koo bajo el paraguas de la Fundación SGAE, surgió con el fin de estimular la creación de música para grandes bandas. Según apunta Arturo Cid, se quiere “fomentar la escritura de arreglos para este tipo de formación, ya sea sobre composiciones originales o sobre temas ya existentes del repertorio de nuestros autores”, señala el miembro del Consejo Andaluz de la SGAE.

Para ello se ha organizado este concurso en el que las obras premiadas y una selección de las finalistas serán interpretadas en el Festival de Jazz de Granada. El concierto correrá a cargo de la formación Ool-Ya-Koo, compuesta para la ocasión por algunos de los músicos más prestigiosos de Andalucía y reforzada con invitados de primera final a nivel internacional. En esta primera edición se contará con la dirección de Ramón Cardo, saxofonista de prestigio y veterano compositor, arreglista y director de ‘big band’, informa la SGAE en una nota.

Los saxofones presentes en la actuación serán los de Pedro Cortejosa (tenor), Tete Leal (alto), Carlos Ligero (alto), Valentín Murillo (tenor) y Roberto Nieto (barítono). Las trompetas irán de la mano de Voro García, Alberto Martín, David Martínez y Miguel Ángel Romero. Los trombones, los de Víctor Colomer, Francisco Soler, Pedro Pastor y Rafa Martínez. Asimismo, Jaume Miquel conducirá el piano, en un concierto que también contará con la guitarra de Pedro Andrade, el contrabajo de Guillermo Morente, la batería de Juanjo Garcerá, y las percusiones de Jesús Santiago y Enrique Lugones.

ANTECEDENTES DEL PROYECTO

Para Arturo Cid, que defiende esta iniciativa como representante del consejo territorial de la entidad, “en Estados Unidos y otros países en que tradicionalmente se da más importancia a la cultura, las ‘big bands’ constituyen verdaderas escuelas en las que los músicos de jazz maduran y se desarrollan. No es infrecuente, aunque suene a ciencia ficción, que -tanto a nivel público como privado- cadenas de televisión y radio, universidades y hasta centros de enseñanza media patrocinen orquestas de jazz”.

Cid apunta, además, que “en España, gracias a iniciativas de corte asociativo principalmente, surgen aquí y allá grupos de entusiastas que crean bandas más o menos efímeras, pero normalmente sin apoyo institucional”.

“Cuando se trata de sostener económicamente a grupos con un número de componentes tan elevado como una ‘big band’, la falta de ayuda puede alcanzar tintes dramáticos. Una de las consecuencias de la escasez de medios es que nuestras ‘big bands’ acaban viéndose obligadas a echar mano de trillados y variopintos arreglos ‘made in USA’, a menudo obtenidos a partir de copias ilegales”, y denuncia que “los grandes perdedores son los compositores y arreglistas españoles que, en muchas ocasiones, ni siquiera tienen la oportunidad de poner a prueba su trabajo en condiciones reales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *