Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

Casi la mitad de los menores infractores que cumplen medidas judiciales no reincide



image_print

El 46% de los menores infractores a quienes le han sido impuestas medidas judiciales en medio abierto no ha vuelto a reincidir, según la Delegación de Justicia de la Junta en Granada, que durante los ocho primeros meses del año ha ejecutado 1.487 medidas de ese tipo impuestas por juzgados granadinos.

La mayoría de los que sí han reincidido (38,4%) lo han hecho antes de que se empezara a trabajar con ellos, según los datos facilitados a Efe por la Delegación de Justicia de la Junta.

Durante los ocho primeros meses del año, la Junta ha ejecutado en la provincia 1.487 medidas judiciales en medio abierto impuestas a menores infractores por los juzgados de Granada, una cifra similar a la del mismo periodo de 2008, en el que ascendieron a 1.548.

La mayoría de esas medidas han sido el seguimiento de libertades vigiladas (581) y las prestaciones en beneficio de la comunidad (343) consistentes fundamentalmente en trabajos de colaboración social como la recogida del botellón, la limpieza de grafitis o la ayuda en hospitales.

Le siguen las tareas socioeducativas (275), como clases de apoyo, escuelas de verano o cursos de educación vial, según la Junta, que precisa que 116 de esas medidas judiciales se realizan con la Diputación de Granada a través de un convenio de colaboración.

La Delegación de Justicia trabaja en la actualidad con 1.234 menores en medio abierto (el 85% de ellos varones), algunos de los cuales tienen impuestas más de una medida judicial.

La mayoría de las medidas (194) han sido decretadas por delitos de malos tratos, en muchos casos en el ámbito familiar.

La Delegación de Justicia advierte del “preocupante” aumento en los últimos años del maltrato psíquico y físico de menores hacia sus padres, que en muchos casos no encuentran otra salida que la de denunciar a sus hijos, situaciones que no se ciñen exclusivamente a la clase social marginal, sino que afecta a la clase media e incluso a la media-alta, según la Junta.

Con independencia de la medida judicial impuesta, la intervención psicosocial incide en la reinserción de los menores, su escolarización y formación profesional, de modo que ya han sido 400 los que han encontrado trabajo durante la ejecución de la medida.

En ocasiones, el trabajo con el menor se lleva a cabo desde el inicio de las diligencias judiciales, lo que ha permitido, desde principios de este año, que en 104 casos se haya evitado el trámite del juicio con la mediación entre las víctimas y los menores, al comprometerse éstos al resarcimiento y cumplimiento de una medida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *