Viernes, 28 Julio, 2017

            

Casi el 100% de la plantilla de los autobuses metropolitanos secunda el primer paro parcial para pedir mejoras

La huelga se ha desarrollado de forma "pacífica y sin incidentes" y los servicios mínimos se han cumplido de manera exhaustiva, según han informado CCOO y UGT

Foto: Archivo


image_print

Casi el cien por cien de los trabajadores de los autobuses Tranvías Metropolitanos de Granada han secundado el primer paro parcial convocado entre las 6,30 y las 8,30 horas de este lunes en protesta por la “peligrosidad” que padece la plantilla para acceder a su puesto de trabajo.

La huelga se ha desarrollado de forma “pacífica y sin incidentes” y los servicios mínimos se han cumplido de manera exhaustiva, según han informado CCOO y UGT, quienes han recordado que los paros parciales se repetirán el 3, 10, 15, y 17 de diciembre.

El presidente del comité de empresa, José Uceda (UGT), ha informado de que en este asunto “está en juego la vida de los trabajadores de tres empresas, unos 130 en total, de Tranvías Metropolitanos, pero también de Transportes Herederos de Gómez y Alhambra Bus, pues todos ellos deben recorrer a pie unos 180 metros desde el lugar en el que estacionan sus vehículos hasta su centro de trabajo, por una vía de servicio por la que hay numeroso tráfico”. “Una maniobra que efectúan a diario y que entraña un riesgo para su vida y su salud”.

UGT y CCOO han reclamado en numerosas ocasiones que se reconozca a los trabajadores el derecho de aparcar en las instalaciones de Tranvías Metropolitanos de Granada, como ocurría cuando la empresa estaba situada en Maracena, y que ha sido eliminado de forma unilateral por la dirección.

La dirección de la empresa Tranvías Metropolitanos de Granada ha manifestado su desconcierto por la decisión de iniciar estos paros parciales, al considerar que las negociaciones relacionadas con el transporte de su personal por el reciente cambio de instalaciones de la compañía forman parte de la normal relación entre empresa y trabajadores respecto a su organización interna, “las cuales en ningún modo deberían afectar a los usuarios de sus servicios de transporte”.

La empresa defiende que se han realizado diversas propuestas a los representantes de los trabajadores que no han sido aceptadas y que el último encuentro en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla) terminó sin acuerdo por “la negativa” de los sindicatos a continuar con el análisis de las distintas propuestas, desconvocando previamente los paros previstos.

La dirección de la empresa apela a la “responsabilidad” y “sentido común” de su plantilla para evitar que los usuarios de las líneas puedan verse afectados por este asunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *