Sábado, 25 Marzo, 2017

Casi 5.300 personas drogodependientes fueron atendidas en la provincia durante el 2015 | Vídeo

El alcohol y el cannabis, a la cabeza de las sustancias más consumidas

Foto: Archivo GD
Anna Aquilino García | @annaaquilino


image_print

La diputada de Bienestar Social, Olvido de la Rosa, y la directora del Centro Provincial de Drogodependencias, Blanca Molina, han presentado los datos interanuales de 2015 más significativos sobre la drogodependencia.

El Centro de drogodependencia y adicciones de la provincia de Granada viene trabajando desde hace casi 30 años, tal y como ha recordado de la Rosa, y a esta labor, actualmente, se suman un total de once centros de salud – tanto concertados como públicos – para tratar a todos los granadinos que sufren dependencia de alguna sustancia. Son más de 100 profesionales los que trabajan en estos centros, formando la red provincial de recursos.

Durante el año 2015, un total de 5.289 personas fueron tratadas para superar su drogodependencia, entre ellos, 2.366 de nueva incorporación. Además, de entre estas personas, más de tres cuartas partes eran hombres y aproximadamente el 25%, mujeres. Del total de estupefacientes consumidos, se sitúan a la cabeza, en primer lugar, el alcohol, y en segundo, el cannabis – incluyendo marihuana y hachís –.

Además, Blanca Molina, ha querido hacer hincapié en la reciente aparición de las “adicciones sin sustancias”. Y es que, según ha informado la directora, “cada vez más son las personas que han desarrollado una dependencia a las tecnologías, a las compras – principalmente por internet – y al sexo”. Este problema ha afectado en la provincia a un total de 28 personas.

Además, tanto la diputada, como Molina, han coincidido en la importancia de la prevención. “En la provincia contamos con un equipo de prevención en el que trabajan un total de 25 personas”, ha comentado de la Rosa. Blanca Molina, por su parte, ha informado que “se está trabajando para que el 100% de los municipios granadinos cuenten con, al menos, un programa de prevención implementado”.

Una vez concluido el tratamiento, es importante, según han remarcado ambas ponentes, que las personas que han dejado atrás su drogodependencia, puedan incorporarse a la sociedad. Para ello, “es imprescindible y fundamental contar con un empleo”, según ha manifestado Molina, quien ha añadido que “el mayor logro es que las personas encuentren un hueco en la comunidad”.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *