Jueves, 30 Marzo, 2017

Carmen: “tengo que ver cómo desmantelo mi vida”

Esta animadora sociocultural de 56 años está a punto de entrar en prisión, acusada de atentar contra el derecho de los trabajadores durante la última huelga de 2012. Frente a esta leonesa convertida en granadina esperan algo más de tres años de condena. Ella insiste en su inocencia.

Texto: Jaime Martín | Vídeo y fotos: Fernando Alanzor


image_print

[vc_row][vc_column][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]El 29 de marzo de 2012 varias personas participaron en un piquete informativo en el centro de Granada. Una de las paradas fue un bar, otro local más en la lista. En este establecimiento, según dicta una condena, Carmen y otro compañero, Carlos, cometieron un delito contra el derecho de los trabajadores al impedir a la dueña del local que ejerciera su profesión. Ellos insisten: son inocentes del delito que se les imputa y lo único que hicieron fue informar los trabajadores sobre los motivos de la huelga. 

Dos años después y tras numerosas apelaciones, manifestaciones y actos de solidaridad, estos dos vecinos de Granada intentan hacerse a la idea de que pasarán los próximos tres años de su vida en prisión.[/vc_column_text][vc_column_text]Pregunta: Quién te lo iba a decir a ti…

Respuesta: Carlos estaba más convencido de que íbamos a salir absueltos. Yo no lo veía tan factible pero todo el mundo decía que sí, que solamente nos iban a dar un susto pero… (Carmen duda) al final te dejas convencer. Además, ahora se lleva eso de ser positivo (se ríe) así que cuando dieron una respuesta negativa… Puedes estar preparado pero cuanto te topas con la verdad te das cuenta de que para esto no se puede preparar uno.

Han pasado ya dos años desde aquella huelga. ¿Cómo ha cambiado tu vida en este tiempo?

Pfff (resopla) Estos dos años… a partir del momento en que me hicieron la identificación yo me encontraba mal.

Al día siguiente de la huelga estábamos en la Plaza del Carmen, en un grupo de trabajo, se acercaron dos policías muy amables y me dijeron: “perdona Mari Carmen, ¿podríamos hablar un momento?” A mí ya me sobrecogió. Me preguntaron si mi dirección que ellos tenían era la correcta y me quedé muy mal.

La sensación de que esto iba a ser un problema más acuciante vino a partir de la primera notificación que recibo con la primera denuncia; porque en todo este caso la denuncia se ha modificado a lo largo del tiempo. La persona que nos ha denunciado ha ido cambiando sus declaraciones.[/vc_column_text][vc_column_text][/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_column_text]

[/vc_column_text][vc_column_text]

[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_column_text]¿Qué decía antes y qué dice ahora?

La primera denuncia que leí era que yo la había amenazado con matar a sus hijos. Me chocó tanto que empecé a ponerme las pilas y a hablar con gente porque era un tema penal grave. Busqué apoyo y asesoramiento porque por mi situación económica era imposible contratar un abogado particular y tuve que quedarme con el abogado de oficio. Hasta el último momento, cuando ya estaba dictada la fecha del juicio, no pude entrevistarme con él. Y en todo este tiempo no supe a dónde acudir.[/vc_column_text][/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_column_text]

 

 

 

“Cuanto te topas con la verdad te das cuenta de que para esto no se puede preparar uno”

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]Estuviste desamparada en ese momento…

Realmente sí. Luego, en el momento en que sale el juicio y la sentencia ya estuvimos en contacto con Stop Represión.

Que han sido los que te han venido apoyando todo este tiempo.

Sí, de hecho, el recurso que se presentó en la Audiencia Provincial se ha pagado a través del 15M, con lo cual se lo agradezco hasta el infinito.

¿Habías tenido problemas con la justicia antes?

Sí, yo ya tengo una condena de siete meses de cárcel por atentado a la autoridad. Pero eso no tiene nada que ver con el activismo social o un movimiento de reivindicación social, era un tema personal.[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]Me comentabas que estás envuelta en el proceso de entender lo que vas a afrontar.

Por desgracia, en el momento en el que es inminente mi entrada en prisión, los contactos que hago son gente que ha estado ahí

He caído en un saco donde voy a compartir condena con mucha gente que está en mi misma situación: hay un sindicalista del SAT al que le piden siete años de cárcel por una participación en un piquete informativo, hay otros compañeros del sindicato del metal en Asturias… muchísima gente, por toda España.

Ahora tengo que ver cómo desmantelo mi vida.

Es un proceso muy duro. Es hacer toda una carrera de cómo entrar en prisión y salir para contarlo, porque yo voy a entrar. Tengo una condena en firme de tres años y un día más la anterior que se va a hacer efectiva.[/vc_column_text][vc_column_text][accordion title1=”Otros casos” text1=”Desde la plataforma Stop Represión denuncian que el Gobierno lleva a cabo una campaña de intimidación para evitar que movimientos sociales y huelgas como la de hace dos años prosperen. Así, enumeran que en Galicia son Ana y Tamara, Serfín y Carlos los que pueden afrontar la cárcel por un delito similar al de Carmen. También hablan de Koldo, de La Rioja, de Miguel e Ismael, en Madrid o de Sergi, en Barcelona.  ” ][/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_column_text]

 

 

 

“Los 3.500 euros de multa, al carecer de recursos económicos, se van a convertir en días de prisión”

[/vc_column_text][/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_column_text]¿Podría acogerse a beneficios penitenciarios?

Eso es lo que le digo a mi hijo (el hijo de Carmen tiene 18 años) “mira, voy a entrar, pero por buen comportamiento…” No me deja terminar la frase. Este tiempo lo estoy dedicando a intentar que él lo viva bien y que cuando entre en Albolote,el tenga un plan de vida a corto plazo como yo tengo el mio.

Pero tú eres una persona muy reivindicativa.

Tengo que cambiar. Tengo que cambiar porque en el sitio al que voy a entrar es algo que sobra. A ver cómo sale eso… Además, otro problema que tengo añadido es que los 3.500 euros de multa, al carecer de recursos económicos, se van a convertir en días de prisión. Pero de momento me lo tomo con calma, me voy a matricular en la UNED en Ciencias Políticas.[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]¿Qué clavo ardiendo os queda por agarrar?

Siempre está la posibilidad de pedir un recurso al Constitucional o al Supremo… pero de todas formas el juez titular del juzgado de lo penal es ya bastante conocido por decretar la entrada en prisión. Espero que a partir de ahora esto le sirva a él también para replantearse su carrera profesional. Puede que de aquí aprendamos todos, porque al final el fiscal quería dar un ejemplo conmigo.

Precisamente de eso quería preguntarte. ¿Cómo sienta que quieran hacer del caso de uno un ejemplo?

De entrada me choca. De hecho, al final de la vista, cuando pude decir algo, sí dije que el fiscal del Estado en ningún caso podía tomar parte, que él debía representar a toda la ciudadanía y que en ese momento en concreto yo no me sentía amparada por él. Ese fue mi alegato. A parte de repetir por millonésima vez que todo es mentira.

¿Por qué tú? ¿Por qué Carlos? ¿Por qué?

Porque fuimos lo suficientemente obedientes para hacer caso. Cuando la dueña del local nos dijo que nos quedáramos porque iba a llamar a la policía, nosotros nos portamos como niños buenos… (sonríe)

Antes de este conflicto, ¿a qué te dedicabas Carmen?

Llevo dos años en paro, cuando salí a la huelga yo cotizaba como autónoma aunque no tenía mucho trabajo para mantenerme. Ya en el mes de octubre del año pasado dejé de cobrar la ayuda de 400 euros. Yo antes era animadora sociocultural. Me dedico a ello por carácter. Soy una persona muy positiva y extrovertida.

Habéis dicho en varias ocasiones que la condena os parece desproporcionada.

Si nos hubieran puesto una condena de un año o de siente meses, de ninguna manera sería justa. Pienso que es una iniciativa por parte de la fiscalía, que está secundada por el juez. Es algo que está fuera de derecho. Se nos deja como simples delincuentes en cuanto se nos han dañado derechos fundamentales reconocidos en la Constitución Española: el de reunión, el de manifestación y el de huelga.[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]carmen 4 (1)[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_column_text]He podido leer en otras entrevistas que no se os ha pasado por la cabeza pedir el indulto.

Durante la rueda de prensa Carlos estaba muy enfadado y sí lo dijo. Yo… particularmente… (duda) si a mí me ofrecen alguna garantía de no tener que entrar en prisión sí lo firmo. Creo que él entrará en razón y si hay una mínima posibilidad, no va a decir que no.  Ya no nos debemos a nuestras ideas, nos debemos a nuestras familias.[/vc_column_text][/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_column_text]

 

 

“Puede que de aquí aprendamos todos, porque al final el fiscal quería dar un ejemplo conmigo”

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]Habéis llevado a cabo muchísimos actos de protesta, incluido el encierro en la Catedral. ¿Cómo fue aquello?

A mí no me dijeron nada, yo me enteré a la mañana siguiente. Era una acción que se intentó llevar a cabo sin que la policía interviniera. Cuando el arzobispo se interesó por la situación se pactó no interrumpir y de hecho se celebraron las misas y se hicieron las visitas a la Catedral pero él facilitó ciertos espacios para que la gente pasar la noche de la mejor manera posible. Al mismo tiempo que había gente encerrada había personas que se estaban preparando para una romería.

Tenéis otra protesta planteada, esta vez intentado que tenga repercusión internacional.

Sí, en Madrid se va a reunir gente de todo el Estado para tratar este problema, es una plataforma creada, la plataforma Solidaria Antirepresión, porque ahora ya todo el mundo puede ser delincuente en potencia.[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]

“Ya no nos debemos a nuestras ideas, nos debemos a nuestras familias”

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]Por lo que tengo entendido, tú no organizas nada de esto.

No, hay un grupo de apoyo y cada vez hay más muestras de simpatía. Esta gente lo hace de una forma totalemnte desinterasada. Conocen el caso y se quieren solidarizar. Hay una recogida de firmas de autoinculpaciones y la gente que lo firma es consciente de que corre un riesgo… y sin embargo tiene muchísimas firmas.

Carmen, volvemos dos años atrás. Es mayo. ¿Volverías a participar en ese piquete?

Sí. ¡Pero creo que saldría corriendo! ¡A mí no me iban a pillar! (se ríe)[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *