Jueves, 25 Mayo, 2017

Carmen Souza ovacionada en la apertura del Festival de Jazz de Granada

Este fin de semana se presentan Sthephane Belmondo y Juan Perro.

Carmen Souza en la apertura del Festival de Jazz de Granada |Foto: Gabinete


image_print

El Festival de Jazz de este año se ha inaugurado con un luminoso concierto a cargo de la cantante portuguesa Carmen Souza en su primera visita al Festival Granadino. En su intervención ha presentado el disco ‘Epístola’, que ha realizado junto al bajista Theo Pascal, “una carta llena de sonidos y ritmos para todos ustedes” dijo, ritmos de Portugal, Argentina, Francia, Estados Unidos, África Continental, y Cabo Verde.

Tras el cóctel de ritmos de “Kachupada” (2012), en el que mezclaba magistralmente elementos del jazz contemporáneo y la música afro-latina, en 2014 sacó “Live at Lagny Jazz Festival”, en el que la cantante pasó por su personal filtro estándares míticos y ahora llega este ‘Epístola’ que sonó prácticamente entero en su concierto.

Con el Isabel la Católica lleno, la cantante lisboeta de ascendencia caboverdiana capitaneó un cuarteto en el que figuraban su compañero musical Pascal con los bajos, Elias Kacomanolis en la batería y el saxofonista Ruben Fox, haciéndose cargo la cantante de los pianos acústico y eléctrico y la guitarra.

Carmen Souza maniobra en todos los registros casi como una imitadora de timbres célebres que incorpora a su propia manera, además es capaz de hacer varias voces simultáneas y terminar la canción con un solo de trompeta vocal. En todos sus conciertos suele dirigirse a los espectadores en sus idiomas, en este caso en un ‘portuñol’ claro y divertido, como ella que no dejo de hacer chascarrillos con la realidad más cercana: desde los ferrocarriles en Granada, las elecciones o los piononos. Sabiendo como acercarse la público que poco a poco fue entrando en su concierto hasta terminar de pie bailando el himno oficioso africano que es el ‘patapata’ de Miriam Makeba..
Los amantes del jazz más ortodoxos y menos ‘globales’ tuvieron su ración con ‘Moonlight serenade’, deliciosa a bajo y voz (como espectacular en su segunda parte) un ‘Dona Lee’ y ‘My favourite things’, auque ciertamente muy cambiadas. Aunque no hizo bises el público salió muy satisfecho y contento del concierto. Hoy actúa el trompetista francés Stéphane Belmondo y mañana sábado llega el Juan Perro Trío.
El Festival de jazz de Granada está organizado por el Ayuntamiento de la ciudad con la colaboración de la Diputación provincial.

PARA ESTE FIN DE SEMANA

Viernes 06
STEPHANE BELMONDO TRÍO Love for Chet

Love For Chet, el título del último disco del trompetista francés ya avanza las intenciones del autor: un álbum homenaje al trompetista y cantante Chet Baker. Amigo, compañero y maestro con el que compartió amistad y muchas noches de jazz. Ahora, Stéphane Belmondo le devuelve en forma de tributo y reconocimiento musical sus años compartidos.
Stéphane Belmondo es uno de los trompetistas del jazz europeo más valorados y un referente absoluto del jazz francés. Ha actuado, grabado y compartido experiencias con Dee Dee Bridgewater, Yusef Lateef, Milton Nascimiento, Jacky Terrason, Tom Harrel o Gregory Porter. Con discos imprescindibles como Wonderland, The Same as it never was before, Ever After y Love for Chet, un tributo especial para el que ha escogido escogió la formación musical que Baker usaba frecuentemente: trompeta, bajo y guitarra, y con la que grabó los discos atemporales para el sello SteepleChase.
Acompañado de su amigo Thomas Bramerie, contrabajo y voz, y de Jesse Van Ruller, uno de los mejores guitarrista de jazz europeos, Belmondo rinde un extraordinario, sensible y emotivo homenaje a una de las grandes leyendas del jazz universal.
Sábado, 7 de noviembre
JUAN PERRO TRÍO
De Radio Futura, considerado como uno de los mejores grupos de rock españoles de todos los tiempos, a Juan Perro. Con este nombre de vagabundo inquieto, se dio a conocer en 1993 en su gira con Kiko Veneno. La experiencia eléctrica adquirida con el exitoso grupo de los 80, la combinó elegantemente con el son cubano, que conoció desde su primer viaje a Cuba, en 1984 y con otros estilos. Desde entonces Santiago Auserón responde artísticamente con este nombre y lo defiende con gran excelencia artística con álbumes como Raíces al viento (1995) o La huella sonora (1997) entre otros y colaboraciones con artistas como Compay Segundo, Raimundo Amador o Carlos Cano o proyectos como el De Granada a la Luna (1998) en homenaje a García Lorca. Como Santiago Auserón y en colaboración con su hermano Luis Auserón, grabó el álbum Las Malas Lenguas en 2006, colección de versiones en español de temas clásicos del rock y el soul y que ocupó los primeros puestos de ventas.
Pero Santiago Auserón, no solo es músico, compositor es también filósofo. “Yo, de vocación, soy estudiante de Filosofía”. Estudió Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid y en el Centro Universitario de Vincennes, de la Universidad de París, bajo la dirección de Gilles Deleuze. Ha publicado artículos sobre arte y pensamiento en diarios y revistas especializadas, ha dado conferencias sobre la nueva música popular en el País Vasco y Madrid, y otras de contenido filosófico y musical en las universidades de Madrid, Granada y Valencia y ha investigado con pasión las raíces del son cubano. Es miembro fundador y patrono de la Fundación CEIBA Afroiberoamericana de Cultura.
Entre sus álbumes destacan: Río Negro con un repertorio de canciones que se deslizan por el jazz y ritmos de la ciudad de Nueva Orleans. En Casa en el aire, lleva las composiciones desde Cuba a Nueva Orleans, como un sonero antiguo, en la frontera entre la herencia afroamericana y las tradiciones hispanas.
La exitosa experiencia del dúo acústico Auserón-Vinyals durante los últimos años, dentro y fuera de España, hace sitio a la sonoridad del brillante saxofonista y clarinetista Gabriel Amargant. Se trata de un formato lleno de matices, en el que los tres músicos se mueven instintivamente entre texturas elaboradas e ideas improvisadas, dando lugar a situaciones de gran intensidad poética. Las canciones de estreno se carean –según es costumbre del taller viajero de Juan Perro– con la hechura de lo más selecto del repertorio. A Auserón ya lo disfrutamos en Jazz en la costa en 2003 con el proyecto de Cuadernos de Jazz “La fábrica de tonadas” y fue todo un éxito. Esta vez será el Festival de Granada el que acoja a este gran músico de carrera impecable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *