Sábado, 21 Octubre, 2017

            

Carcela: sinónimo de alegría

El marroquí coge carrerilla y se afianza en el once titular. Sus goles, celebrados como el mítico Ronaldinho, serán claves para la resurrección del equipo

Carcela celebra un gol esta temporada | Foto: Antonio L. Juárez / Granada CF
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

El Granada CF continua con su particular calvario esta temporada: la victoria. Tras doce jornadas, el conjunto rojiblanco no ha logrado su primer triunfo, algo que está pesando en demasía sobre los hombros de los jugadores. La llegada de Alcaraz ha mejorado la imagen nazarí, que ahora planta cara a sus rivales y da la sensación de equipo con todas las letras, a pesar de resistirse la victoria.

Mucho que ver en esta mejoría tiene Mehdi Carcela-González. El internacional marroquí ha tenido muchos altibajos, contagiado por la pésima situación deportiva del equipo. Con Jémez brilló en los partidos ante el Betis y el Athletic Club de Bilbao, en los que anotó un tanto de forma consecutiva, pero se desinfló en fechas posteriores. Con Alcaraz, la sintonía va de menos a más.

En el debut de Lucas en esta tercera etapa, en el Calderón, Carcela se ausentó por enfermedad. Venía de haber estado concentrado con su selección, y regresó con una gastroenteritis muy fuerte que le dejó KO. Ya recuperado, se esperaba que volviera al equipo, incluso al once, en el encuentro ante el Sporting de Gijón. Nada más lejos de la realidad. Alcaraz se lo ‘cargó’ por razones que no han trascendido públicamente. Así, Carcela fue uno de los descartes de una convocatoria de 20 jugadores. El otro fue Boga.

ronaldinho-1

La celebración de Carcela, ‘a lo Ronaldinho’

Con este toque de atención, Lucas encontró a un Carcela más comprometido tanto con el equipo como con el rol que debe asumir el que es el fichaje más caro de la historia del club. Regresó en la visita al Camp Nou. Jugó el partido completo y se esforzó como el que más en defensa, además ser de los mejores en ataque. Siempre lo es. Tiene una velocidad endiablada, levanta ruido y crea pánico en la defensa rival. Además, ha demostrado que de cara a portería no le tiembla el pulso.

Tras el envite ante el Barça, el futbolista de 27 años no se ha bajado del once titular. Jugó el partido completo ante el Deportivo y 87 minutos ante el Valencia. En Mestalla volvió a ver portería, anotando su tercer gol en esta temporada (en 641 minutos repartidos en 8 partidos) y el número 799 en Primera División del Granada CF. De hecho, es el máximo goleador del equipo. Su celebración, muy parecida a la que hacía el mítico Ronaldinho, es sinónimo de alegría, porque cuando Carcela sonríe más a menudo, el Granada comenzará a festejar, el público aplaudirá y los rivales temblarán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *