Sábado, 17 de Noviembre de 2018

            

Candel declara ante el juez que insulta a Susana Díaz por su gestión política y no para humillarla

Deberá comparecer el 15 de noviembre en este mismo juzgado como investigado por otro supuesto delito de injurias y calumnias, esta vez al fiscal jefe de Granada

El doctor Candel a la salida de los juzgados | EP
EP


image_print

El doctor Jesús Candel, que está investigado por supuestas injurias y calumnias a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha declarado este miércoles ante el juez que sus “insultos” van dirigidos contra su gestión política y que, cuando lo hace, no trata de “humillarla” sino de “llamar la atención” sobre las “irregularidades” que a su juicio existen en la sanidad pública.

Candel, impulsor de las manifestaciones multitudinarias contra la fusión hospitalaria en Granada, ha declarado como investigado ante el Juzgado de Instrucción 2 de Granada por supuestas injurias y calumnias a Susana Díaz y al que fuera viceconsejero de Salud Martín Blanco a través de los vídeos que ha colgado en los últimos años en sus redes sociales.

En el juzgado se han personado este miércoles los letrados de la Junta de Andalucía y también del Servicio Andaluz de Salud, que el pasado julio trasladó a la Fiscalía un escrito en el que adjuntaba 69 vídeos de Candel con contenido “calumnioso” contra personal directivo y trabajadores del SAS y en el que se le acusa de propiciar “un clima de gran violencia contra la sanidad pública” y sus profesionales.

En declaraciones a los medios tras salir del Juzgado, Candel –conocido en las redes sociales como Spiriman– ha explicado que ha contestado a las preguntas de ambos letrados y ha relatado que se han aportado a la causa vídeos con sus insultos hacia Díaz, Blanco y el alcalde de Granada, Francisco Cuenca.

“Me ha hecho gracia escuchar tanto taco seguido, un poco descontextualizado, de mis insultos hacia ellos”, ha dicho Candel, incidiendo en que sus críticas van dirigidas a la gestión política. “No trato de humillarlos como persona porque no los conozco, sino que trato de llamar la atención a la ciudadanía hacia las irregularidades” y “mentiras de la Administración”, ha defendido el doctor.

Ha lamentado que se usen “medios públicos” y “la asesoría del SAS para atacar a un trabajador” y que le acusen de ser el “causante de que en los últimos años se han producido agresiones a sanitarios”. Candel ha vinculado su declaración con la cercanía de las elecciones autonómicas y la pretensión de trasladar a la opinión pública que él es un “monstruo por las barbaridades que dice”. “Aunque me condenen las voy a seguir diciendo”, ha agregado.

En este proceso también está implicado un grupo de usuarios del SAS que el pasado marzo denunció ante la Fiscalía los vídeos de Candel en un escrito acompañado por más de 2.500 firmas, con Juan Pérez y el cantaor Juan Pinilla como cabezas visibles, por los comentarios que había hecho contra la presidenta de la Junta, Susana Díaz, otros cargos públicos, dirigentes políticos y profesionales.

El doctor Candel deberá comparecer el 15 de noviembre en este mismo juzgado como investigado por otro supuesto delito de injurias y calumnias, esta vez al fiscal jefe de Granada, Pedro Jiménez Lafuente, después de que le llamara “hijo de puta” y presuntamente “denigrara su autoridad” y “menospreciara el ejercicio de sus funciones en defensa de la legalidad”.


Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Este médico es un farsante. Se fabrica una imagen de bienhechor altruista de la humanidad, cuando en realidad es un disidente controlado manejado por el Opus Dei (es miembro supernumerario activo) y el PP.
    Todos sus actos están encaminados a un único fin: desprestigiar al PSOE en el Gobierno andaluz ante las próximas elecciones andaluzas.