Miércoles, 29 Marzo, 2017

Cameron: El debate de la independencia está “resuelto para una generación”

Reivindica su decisión de convocar la consulta y asegura que toca estar "unidos" y "avanzar"



image_print

El primer ministro británico, David Cameron, ha asegurado este viernes, tras conocer el rechazo de Escocia a la independencia, que el resultado del referéndum es “claro” y que el debate de la secesión está “resuelto para una generación”.

“El debate está resuelto para una generación… O como dijo Alex Salmond: Quizá para una vida. Por tanto, no puede haber disputas ni repeticiones, hemos escuchado la voluntad decidida del pueblo escocés”, ha asegurado el primer ministro británico, en su primera comparecencia ante la prensa en Downing Street, tras conocer el rechazo a la secesión expresado por los escoceses en la consulta de este jueves.

Cameron ha asegurado que el referéndum ha tenido un resultado “claro” y ha hecho hincapié en que ahora toca que el país esté “unido” y “avanzar”. “El pueblo de Escocia ha hablado y el resultado está claro. Han mantenido nuestro país de cuatro naciones unido y yo, como millones de personas, estoy encantado”, ha dicho.

El ‘premier’ británico ha reivindicado su decisión de convocar esta consulta de independencia de acuerdo con el Ejecutivo escocés. “Era correcto que respetáramos la mayoría del SNP en el Gobierno y diéramos al pueblo escocés el derecho a tener la palabra”, ha asegurado.

En esta misma línea, Cameron ha dicho que, pese a “sentir pasión por Reino Unido”, se define como “un demócrata que tenía que aceptar el derecho ganado por SNP para tener su voz”. Una vez la ciudadanía se ha pronunciado y para superar las divisiones generadas en casi dos años de campaña, Cameron ha apelado a la unidad para garantizar la materialización de las ambiciones en materia de transferencia de competencias a Edimburgo, pero ha añadido la necesidad de ampliar este objetivo a los demás integrantes de Reino Unido.

RESPUESTA A SALMOND

En respuesta al envite que esta misma mañana le ha lanzado el ministro principal de Escocia, Alex Salmond, ha recordado a “los escépticos sobre las promesas constitucionales” expresadas durante la campaña que ya se ha mostrado la disposición a hacerlas realidad esta legislatura y que “los tres partidos británicos harán que avancen en la próxima”. “Os escuchamos”, ha asegurado a los votantes.

Como prueba, ha anunciado que ya ha nombrado al encargado de supervisar el proceso de transferencia de poderes, el responsable de los Juegos de la Commonwealth del pasado verano, lord Robert Smith, quien deberá elaborar un libro blanco para noviembre y deberá presentar en enero del borrador de la ley que otorgará a Escocia un autogobierno “sin precedentes”.

La oferta planteada en los últimos días de campaña para ganarse a los indecisos, sin embargo, ha generado un importante malestar en Westminster, especialmente entre las propias filas conservadoras, por lo que el ‘premier’ ha apostado por abordar la cuestión en paralelo a un proceso de descentralización para todo Reino Unido.

SITUACIÓN EN INGLATERRA

En especial, Cameron se ha referido a la situación de Inglaterra, el único de los cuatro integrantes que no tiene Parlamento propio, si bien sus diputados son mayoría en la Cámara de los Comunes. Sus particularidades requieren “una solución justa también”, especialmente ante el hecho de que parlamentarios escoceses puedan votar en cuestiones que afectan en exclusiva a Inglaterra pero no al contrario, la denominada ‘cuestión inglesa’ o ‘West Lothian question’.

Esta nueva era abierta por el referéndum escocés ha generado una corriente descentralizadora en el primer ministro, quien ha avanzado que prevé traspasar más competencias a las ciudades y que dará a conocer los planes en los próximos días. “Tenemos una gran oportunidad para cambiar a mejor cómo se gobierna a los británicos y los políticos debemos unirnos y ser constructivos para todos y cada uno de los ciudadanos de Reino Unido”, ha sostenido.

En este sentido, ha considerado que “un nuevo acuerdo más justo para Escocia debe aplicarse a los demás”, de modo que el traspaso de parte de la política tributaria, de gasto y de Bienestar a Edimburgo debe verse acompañado de “más poder para Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte”, tres áreas que merecen “mayor decisión y ver sus derechos protegidos y mejorados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *