Martes, 28 Marzo, 2017

Cambio de hora: dormiremos sesenta minutos menos

España, al igual que todos los países de la UE, adelanta esta madrugada una hora en el reloj para cambiar al horario de verano

Imagen simbólica del cambio de hora en un reloj


image_print

Durante la madrugada del domingo 26 entraremos en el horario de verano. A las 2:00 de la madrugada serán las 3:00, es decir, el reloj se adelantará una hora, poniendo fin al horario de invierno y alargando los días. Eso significa que los españoles dormirán esta noche una hora menos.

El horario, que consiste en ir 2 horas por delante del GMT (horario medio de Greenwich) se mantendrá en Europa hasta el último fin de semana de octubre, cuando volverá a entrar el horario de invierno, que se corresponde con 1 hora más que el GMT.

AHORRO ENERGÉTICO

Supuestamente lo que se busca con este  cambio horario es el ahorro energético, haciendo para ello coincidir lo máximo posible las horas de luz solar con el horario laboral. Si se adelantan nuestros relojes hacemos que no amanezca tan temprano y además alargamos las horas de sol por las tardes, con el consiguiente aprovechamiento de la luz solar para nuestras actividades.

Este cambio se debe a una directiva europea que estableció en 2001 que dos veces al año (el último domingo de marzo y el de octubre) se adelantarán o retrasarán una hora los relojes. Fuera de Europa y Norteamérica, solo un puñado de países como Irán o Mongolia cambian la hora.

SALUD

Hay quiénes apuntan que este cambio horario favorece a nuestra salud. El aprovechamiento solar con el cambio de hora nos permite realizar un mayor número de actividades de ocio al aire libre. Además, la luz solar dispara la síntesis de vitamina D, tan necesaria para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Si nos falta la luz del sol, la vitamina D no podrá ser aprovechada con las consecuencias que esto acarreará a nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *