Miércoles, 18 enero, 2017

Cada año fallecen en España 36.000 personas por ictus

El Día Mundial de esta patología se celebra el 29 de octubre bajo el lema 'La prevención del ictus es tu responsabilidad'

Foto: Cruz Roja


image_print

Cada año fallecen en España 36.000 personas por ictus y, además, el 40 por ciento de los que lo padecen sufren una discapacidad grave durante toda su vida, según datos del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología.

“La probabilidad de tener un ictus aumenta en las personas que presentan ciertos factores de riesgo controlables como la hipertensión, el colesterol, el tabaquismo, el sedentarismo o la obesidad, entre otros. El paciente puede actuar para modificarlos, disminuir e, incluso, evitar el accidente cerebrovascular”, ha comentado la presidenta de la Federación Española del Ictus (FEI), Carmen Aleix, con motivo del Día Mundial de esta patología, que se celebra el 29 de octubre.

Por ello, y bajo el lema ‘La prevención del ictus es tu responsabilidad’, la FEI tiene como objetivo concienciar a los ciudadanos de la importancia de controlar los factores de riesgo y recordar que el ictus “es cosa de todos”.

Ahora bien, teniendo en cuenta que una de cada seis personas sufrirá un ictus a lo largo de su vida, Aleix ha destacado la necesidad de que la administración garantice el derecho de los pacientes a la información y a la innovación terapéutica y tecnológica que, a su entender, permite controlar o detectar “mejor” el riesgo de ictus, especialmente en la fibrilación auricular, causante de 1 cada 5 ictus en España.

Dicho esto, ha recordado que, según la evaluación de la Estrategia en Ictus del Sistema Nacional de Salud, todas las comunidades autónomas han desarrollado de forma parcial la estructura necesaria para disponer de una red asistencial de unidades o equipos de ictus de referencia accesibles en menos de 60 minutos, así como la implantación del código Ictus, de vías clínicas, protocolos o procesos asistenciales.

“Por el momento son 12 las comunidades autónomas las que tienen totalmente implantado el código ictus en sus zonas básicas de salud, lo que significa prácticamente un 80 por ciento de zonas básicas cubiertas”, ha apuntado la presidenta de FEI, para destacar la necesidad de tratar a los pacientes que sobreviven a un ictus.

Y es que, prosigue, hasta el 45 por ciento presenta hemiparesia como secuela, hasta un 15 por ciento afasia (trastorno del habla), el 20 por ciento no podrá caminar, el 30 por ciento sufre depresión o deterioro cognitivo y entre el 20 por ciento y 55 por ciento precisaran de ayuda parcial o total. “Teniendo en cuenta que la rehabilitación hospitalaria puede no ser suficiente, tras recibir el alta hospitalaria el paciente deberá continuar con ella en función de las secuelas que presente”, ha enfatizado.

EL ICTUS “SE PUEDE PREVENIR”

Por otra parte, Aleix ha aseverado que los pacientes pueden ayudar a prevenir el ictus, controlando alguno de los factores de riesgo. “Desde la FEI damos a los pacientes ocho herramientas sencillas como son mantener controlados la presión arterial y los niveles de colesterol, acudir el médico cuanto antes si se notan latidos irregulares, abandonar el tabaco, controlar la diabetes de forma estricta, practicar ejercicio físico de forma regular, consumir alimentos bajos en sal y grasas, evitar el consumo de drogas y si se consume alcohol, hacerlo de forma moderada”, ha apostillado.

A pesar de todo ello, recalca, puede darse un trastorno de la circulación cerebral, que puede ser consecuencia de la interrupción del flujo sanguíneo a una parte del cerebro o la rotura de una arteria o vena cerebral. Los principales síntomas son la pérdida brusca de movilidad o sensibilidad de media parte del cuerpo; la pérdida repentina de la capacidad para hablar; el dolor súbito de cabeza y sin causa; la sensación de vértigo, inestabilidad, desequilibrio y confusión repentina; y la pérdida de la visión, total o parcial.

Por ello, desde la FEI recomiendan que si un paciente o familiar detecta alguno de estos síntomas llame al teléfono de emergencias (061 o 112, dependiendo de la comunidad autónoma) para acudir al hospital cuanto antes, ya que en el ictus, las primeras horas son clave en la evolución del paciente.

DÍA MUNDIAL DEL ICTUS

Con motivo del Día Mundial del Ictus, las asociaciones de pacientes tienen previsto organizar mesas informativas en distintos hospitales y conferencias a lo largo de la semana en diferentes puntos de la geografía española como Barcelona, Cáceres, Granada, Madrid, Málaga, Oviedo, Valencia y Zaragoza.

Asimismo, en la página web ‘www.diamundialdelictus.org’ estará disponible un ‘spot’ que ilustra el objetivo del lema de este año. Todo ello, se podrá seguir también a través del canal de ‘youtube’ (Federación Española Ictus) y de las redes sociales (‘@ictusfederacion’ y la página de Facebook ‘https://www.facebook.com/ictusfederacion’).

La labor de estas asociaciones es importante porque acompañan al paciente a convivir con el ictus en su día a día ofreciendo información, educación sanitaria y rehabilitación (fisioterapia, logopedia, psicología o terapia ocupacional). Pero además de las asociaciones, la familia se erige como un pilar básico para el enfermo.

“La familia también tiene un papel relevante al acompañar y dar fuerzas al familiar para superar la situación. Teniendo en cuenta que estamos ante personas que ven cómo su vida cambia de la noche a la mañana, es necesario que el cuidador principal se cuide y se forme para evitar la sobrecarga emocional”, ha zanjado Aleix.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *