Martes, 26 Septiembre, 2017

            

Las Bellas Artes tienen salida

Francis de la Rosa es un hiperactivo del arte. Este joven afincado en Granada toca graffiti, pintura, poesía… eso en sus ratos libres, porque la mayor parte de su tiempo lo dedica a diseñar algunos de los espacios interiores más vanguardias de la ciudad.

Texto: Jaime Martín / Fotos: Fermín R.F


image_print

El arte va más allá de la literatura o el cine; al menos, eso defienden artistas multidisciplinares como Francis de la Rosa (Sevilla 1979). Este diseñador, que desarrolla desde hace dos años algunos de los proyectos más arriesgados en interiorismo, asegura que conjugar tablas cromáticas, materiales y espacios arquitectónicos tiene esencia artística por derecho propio. “El pintor utiliza el lienzo y el escritor el folio. Yo utilizo los espacios”.

De la Rosa es un convencido de lo que hace y lo explica con orgullo de padre mientras observa la decoración de uno de los bares que ha diseñado en la capital.  En una de las paredes, un botellero hecho con persianas recicladas sirve de metáfora a la obra del interiorista: imaginación y talento para sacar adelante el proyecto que sea al precio más ajustado. Y como este, Francis de la Rosa ya ha sacado adelante más de una docena de iniciativas que van desde el diseño de discotecas, restaurantes, y comercios a la original propuesta en una peluquería: “incluso L’oreal quiere incluir el diseño en su revista”.

Mención a parte merece la Residencia de San Juan de Dios de Plaza Nueva, muestra de que en esto del diseño ningún espacio está libre de ser concebido de otra manera.

Francis de la Rosa _5

GRANADA COMO ESPACIO CREATIVO

Entre lo vanguardista y lo tradicional, Granada vive en una permanente batalla en la que Francis de la Rosa toma parte de manera diaria. “No es fácil abrirse camino aquí”, explica el diseñador. Las propuestas arriesgada, eclécticas que lleva por bandera De la Rosa no son un bocado para todo el mundo, por eso el interiorista ha llegado a rechazar proyectos que le parecían demasiado asentados en “lo de siempre”. La gracia está en arriesgas, en innovar como, por ejemplo elaborando cartas de restaurantes a mano. Toda una obra de arte que incluso el público reconoce… a su manera: “desde el restaurante nos llamaron diciendo que la próxima vez no las hiciéramos así porque la gente las roba”.

Otra de las dificultades a las que se enfrentan creadores como De la Rosa y sus compañeros es el intrusismo laboral: “hay mucho pseudo interiorista que nos hace daño a los que hemos gastado mucho dinero en esto”. Diseñar interiores requiere una formación específica en varias disciplinas y tener muy claro lo que se busca con cada espacio.

Francis de la Rosa _4

EL ARTISTA QUE NO SE PODÍA ESTAR QUIETO 

Después de terminar su bachiller de Artes en Sevilla, De la Rosa ha ido pasando por diferentes escuelas de Arte y centros académicos como la Universidad Politécnica de Madrid, en donde estudió arquitectura de interiores. Ese es su resumido currículo de formación, porque en el apartado de la experiencia el artista ha tocado tantos palos como artes existen: fotografía, escenografía de teatros, poesía, pintura, graffiti… Hasta con el flamenco se atreve De la Rosa.

Francis de la Rosa _2

Pero el interiorismo es lo que llena los días de Francis de la Rosa, que tiene en su estudio de diseño su presente y futuro. ¿Proyectos por venir? Varios y siempre apostando por la vanguardia, por lo diferente. De la Rosa es ese ejemplo de emprendedor que tan en boga está últimamente pero con un matiz, él se mueve en un mundillo, el del arte, que sufre la crisis como pocos. “Yo recomendaría a los que quieren empezar en esto que leyeran el libro ‘Cartas a un joven poeta’. Ahí se dice que el artista debe preguntarse a sí mismo si puede pasar un día sin hacer arte, si moriría por ello”. Francis de la Rosa se hizo la misma pregunta hace años. El resultado puede verse en algunos de los locales más atrevidos de la ciudad de Granada.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Veo una clara influencia también del movimiento dadaista en el trabajo de Francis. Su inspiración, basada en conceptos fáciles e inmediatos, reflejan una atenta mirada a lo cotidiano y vulgar del mundo contemporáneo, transformando lo inútil en ideas construidas, pero con aspiraciones a la más concreta defenestracion artística. Mi enhorabuena a este fabuloso creador, que demuestra una vez más que querer es poder sin importar límites preestablecidos mentales.