Jueves, 25 Mayo, 2017

Publicidad

Bochorno en Ipurua (5-1)

El Granada CF no pudo evitar la catástrofe y salió vapuleado ante un Éibar que fue muy superior en su feudo

Borja Bastón celebra un tanto con Sergio Endrich | Foto: LFP
Román Callejón |@RomanCallejon


image_print

Nuevo 4-3-3 que Sandoval ponía sobre el terreno de juego, en el que la duda era quien sustituiría a Rochina, uno de los hombres más en forma del Granada. Agbo Uche fue el elegido, para sorpresa de mucho, que pensaron en Fran Rico.

Por lo demás, línea de cuatro en la zaga, con Foulquier, Mainz, Lombán y Biraghi, y línea de tres en punta, con Edgar, Peñaranda Y Success.

El encuentro comenzó con un fuerte ‘arreón’ del Éibar, que no tenía un claro control, debido al buen trabajo del conjunto nazarí, pero que campaba en el terreno de juego visitante. Los rojiblancos salieron bastante concentrado, aunque la alegría no duraría más allá de la primera media hora de juego.

Pese al descaro y la velocidad de Peñaranda y Success, el acierto le volvió a dar la espalda al Granada CF. La velocidad y la combinación entre esta dupla dio algún problema a la defensa armera, pero sus intentonas quedaron en nada.

Los de Mendilibar, por su parte, fueron cogiendo cada vez más la medida al encuentro y a la escuadra nazarí. Especialmente la banda izquierda, que fue una auténtica autopista para Keko. El azulgrana volvió loco a Biraghi, que no tuvo el día y cometió varios errores.

De las botas del jugador local vinieron los dos tantos de este periodo: un centro pasado al segundo palo con pierna izquierda fue empalmado por Inui, muy escurado, y sorprendió a Andrés Fernández (1-0); además, Keko volvió a marcharse en banda derecha de Biraghi y puso un pase raso al punto de penalti, donde Sergui Enrich acomodó el cuerpo y realizó un difícil remate que se estrelló en el fondo de la red (2-0).

Sandoval movió el banquillo en el descanso y metió todo el arsenal en punta. Entraron Fran Rico y El Arabi por Uche y Rubén Pérez. Edgar quedó en media punta, con lo que quedaba en el césped un equipo muy ofensivo.

El ritmo de partido seguía siendo muy similar al del periodo inicial. El Éibar salió con más intensidad y el Granada buscaba meterse en el encuentro con algún tanto. Cuando más parecía dominar el conjunto armero, El Arabi se encontró con un balón rebotado y robado por Peñaranda, que aprovechó el ‘9’ rojiblanco para empujar a puerta vacía (2-1).

Pero esto solo fue un espejismo. Los de Sandoval fueron sobrepasados ampliamente por los de Mendilibar. El Granada pareció un pelele en manos de las travesuras de Sergi Endrich y Borja Bastón.

La media visitante fue totalmente inoperativa ante el buen hacer de Dani García y Adrián. Y la defensa no pudo más que ver como Borja Bastón y Endrich les pasaban por encima. Hasta tres veces más tuvo Andrés Fernández que recoger el esférico de su portería.

Sergi Endrich se plantaba en la frontal al recibir un pase de Bastón, se quitó de encima a Mainz y disparó ajustado al palo (3-1). Aunque el goleador de la noche sería Borja bastón, que se convirtió en el máximo goleador armero de primera, por encima de Arruabarrena.

El azulgrana le cayó un balón dentro del área, tras buena jugada del Éibar, y fusiló a Andrés Fernández (4-1), para más tarde pescar delante de la portería, con el arquero nazarí batido, un pase raso de Sergio Endrich (5-1).

Los granadinos estaban totalmente fuera del partido y pudieron hacer nada de lo que Sandoval tenía en sus planes, comenzar ganando y tratar de encajar menos goles en contra. Para colmo, el de Humanes perderá a Biraghi por sanción, algo que tal vez le sirva para probar algo nuevo en una banda que fue el punto débil del Granada.

Los visitantes terminaron con un jugador menos al tener Mainz que abandonar el terreno de juego por recibir un balonazo que le dejó conmocionado.

Conmocionada quedaba también la plantilla del Granada, así como la afición. Este encuentro deja a Sandoval cuestionado, que ha intentado salvar esta situación con varios sistemas y usando diversos jugadores, pero que no ha logrado que el equipo termine de despegar.

Los rojiblancos vuelven a encajar una gran goleada esta temporada, mayor del Éibar en primera, y no aprovechan los pinchazos de sus rivales directos.

FICHA TÉCNICA

SD Éibar: Riesgo; Capa, Ramis, Dos Santos, Luna (Juncá, min. 62); Keko, Dani García, Adrián, Inui (Bastón, min. 74); Sergi Enrich (Verdi, min. 80), Borja

Granada CF: Andrés; Foulquier, Mainz, Lombán, Biraghi; Rubén (Fran Rico, min. 46), Krhin, Uche (El Arabi, min. 46); Edgar, Success, Peñaranda (Miguel Lopez, min. 86)

Goles: 1-0: Inui, min. 35; 2-0 Sergio Enrich, min. 38; 2-1: El Arabi, min. 64; 3-1, Sergi Enrich, min. 67; 4-1: Borja Bastón, min. 74; 5-1: Borja Bastón, min. 79

Árbitro: José María Sánchez Martínez (colegio murciano). Amonestó a Antonio Luna (min. 9), Capa (min. 22), para los locales, y a Rubén Pérez (min. 9), Uche (min. 10), Peñaranda, (min. 14), Biraghi (min. 85), por parte de los visitantes

Incidencias: encuentro perteneciente a la Jornada 20 de la Liga BBVA entre la SD Éibar y el Granada CF, disputado en el Estadio Ipurúa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *