Sábado, 27 Mayo, 2017

BMN-CajaGRANADA culmina la implantación de su nueva identidad corporativa con la rotulación de sus oficinas y de su Sede Central

La entidad está modificando sus sucursales en la zona de Andalucía y el edificio de su Sede Central, en Granada



image_print

BMN-CajaGRANADA está culminando el proceso de implantación de su nueva identidad corporativa con la rotulación de sus distintos edificios y oficinas. Esta acción ya está siendo visible tanto en Granada capital como en algunas otras localidades de la provincia. Además, la nueva imagen de BMN-CajaGRANADA ya se está implantando en otras capitales andaluzas, como Málaga y Sevilla.

Este proceso se está desarrollando en las últimas semanas con el fin de homogeneizar la imagen de toda su red comercial y operativa (sucursales, sedes territoriales, etcétera) El banco también va a modificar la rotulación en el resto de oficinas que tiene repartidas en Murcia, Levante, Islas Baleares, Madrid y Castilla-La Mancha.

La rotulación de la nueva marca se acomete ahora tras haber modificado paulatinamente la mayor parte de elementos corporativos y de contacto de la entidad, tanto internos como externos, desde la página web hasta su comunicación con los clientes: intranet, banca online, redes sociales, carteles y folletos, cartas, anuncios, etcétera.

La renovación de la imagen de BMN-CajaGRANADA viene a reafirmar y transmitir las fortalezas de la entidad: posicionamiento, proyecto de futuro, solidez, estabilidad y un modelo de negocio centrado en el compromiso territorial y en sus clientes.

Como muestra, la nueva imagen que ya preside el edificio de la Sede Central de la entidad: rótulos corpóreos de coronación, con altura de entre dos y cuatro metros en sus distintas letras. Se trata de rótulos de acero inoxidable, cortados con técnica láser, con frontal opaco e iluminación efecto halo perimetral.

La nueva banca mediterránea
La marca de la entidad –integradora y cercana– se concibe como un elemento vertebrador que refleja mejor su realidad, su rearme corporativo y comercial. Se ha diseñado para cubrir un espacio propio, heredado de sus orígenes, añadiendo un toque de exclusividad que transmite su búsqueda de la excelencia.

Las marcas territoriales que integran la entidad, CajaGRANADA, Cajamurcia y Sa Nostra, mantienen su presencia, pero BMN pasa ahora a ser el elemento vertebrador con la que se refuerza la imagen de unidad y solidez.

Dos lemas acompañan a la nueva marca. El corporativo: La nueva banca mediterránea, que refleja sus orígenes y posicionamiento institucional; y el comercial: Un banco para ti, que pone el acento en la cercanía de BMN y en su concepto de banca minorista.

Concepto creativo
La nueva imagen de BMN se basa en la solidez y estabilidad de su tipografía. El trazo inclinado, inspirado en las olas, es un gesto de proximidad, cortesía y flexibilidad. El color principal, grafito, transmite fuerza, seriedad y durabilidad. Por su parte, el magenta aporta diferenciación, cortesía y refleja su apuesta por las nuevas tecnologías y la conectividad.

La evolución de la marca pretende situar a BMN como una entidad que, sin perder el legado de la cercanía con los clientes, va a la vanguardia y transmite un concepto de solidez y apuesta por las nuevas tecnologías. Un banco que muestra una gran proximidad tanto en las oficinas como en el entorno digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *