Miércoles, 26 Julio, 2017

            

Beber frecuentemente bebidas azucaradas, ‘light’ y zumos de fruta aumenta la hipertensión y reduce el colesterol bueno

Las personas que bebían más de cinco vasos a la semana de bebidas azucaradas y endulzadas sin azúcar tienen, respectivamente, un 43% y un 74% más riesgo de desarrollar síndrome metabólico

Foto: E.P./EHI
E.P.


image_print

Consumir más de cinco vasos a la semana de bebidas azucaradas o edulcoradas, incluyendo las light y los zumos de fruta, aumenta la obesidad abdominal, hipertensión arterial, los niveles de triglicéricos en sangre y, además, reduce el colesterol HDL, también conocido como el ‘bueno’, lo que se conoce como síndrome metabólico, según ha mostrado una investigación realizada por el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN).

Para alcanzar esta conclusión, en el trabajo, que forma parte del estudio ‘Prevención con Dieta Mediterránea’ (‘PREDIMED) y que ha sido publicado en la revista ‘Journal of Nutrition’, se analizaron a 1.868 personas de entre 55 y 80 años con un alto riesgo cardiovascular, pero sin síndrome metabólico.

SON SANOS, PERO SE DEBE DISMINUIR SU CONSUMO

Una vez estudiados, los expertos, liderados por los doctores Jordi Salas-Salvadó y Nancy Babio, comprobaron que las personas que bebían más de cinco vasos a la semana de bebidas azucaradas y endulzadas sin azúcar tenían, respectivamente, un 43 por ciento y un 74 por ciento más riesgo de desarrollar síndrome metabólico, que aquellos que tomaban menos de un vaso a la semana.

Además, el consumo elevado de zumos de fruta naturales y envasados se asoció con un aumento en el riesgo de padecer este síndrome con el tiempo. Asimismo, en el caso de las bebidas azucaradas, los investigadores comprobaron que cuando se bebían de forma habitual se incrementaba un 9 por ciento el riesgo de tener hipertensión y niveles bajos de colesterol HDL; y que el consumo de bebidas light y zumos de fruta naturales aumentaba el riesgo de obesidad abdominal.

Se trata de unos resultados que, a juicio de los expertos, refuerzan la hipótesis de que las bebidas azucaradas o edulcoradas y los zumos de fruta deben estar “en la cima” de la pirámide nutricional, si bien es necesario recomendar disminuir su consumo a menos de cinco vasos a la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *