Martes, 18 de Diciembre de 2018

            

Baza tramita la petición de ayudas por la última granizada

La tormenta de pedrisco del pasado 3 de septiembre condicionará la producción de los años siguientes años a consecuencia de los daños en el ramaje y en los troncos de los cultivos

Imagen de la granizada que tuvo lugar en Baza | Archivo GD
E.P.


image_print

El Ayuntamiento de Baza ha enviado este pasado lunes a las administraciones del Estado, a la Junta de Andalucía y a la Diputación de Granada el plan de actuación y de medidas para paliar los efectos de la tormenta de granizo del día 3 de septiembre, que destrozó unas 9.000 de hectáreas de cultivo en la comarca.

El documento, que va acompañado del informe de valoración de daños elaborado por la Oficina Comarcal Agraria de Baza, está firmado por ocho entidades que representan a los agricultores damnificados y a las administraciones y colectivos interesados en proteger el sector agrícola en la ciudad, según ha informado el Ayuntamiento en una nota.

El Ayuntamiento de Baza, las comunidades de riego del Canal del Jabalcón, de la Fuente de San Juan, Vega Campo Baza, Siete Fuentes Negratín, Asaja, la Asociación de Empresarios del Altiplano y la cooperativa Santa Bárbara, proponen 21 medidas diferentes que tienen como objetivos conseguir líneas de ayudas específicas para los productores afectados, otras que supongan un ahorro en los gastos para la recuperación de los cultivos y de impulso a la contratación y de promoción del empleo agrícola.

Proponen unas medidas generales para que se generen líneas de préstamo y económicas para la renovación de los pies de almendro y olivar, que se reduzcan un 75 por ciento las primas de los seguros para los próximos dos años, que se reduzca el canon de regulación y tarifa del agua en las comunidades de regantes afectadas y que se agilice el Plan de Desarrollo de Riegos Guadiana Menor para que se otorguen las concesiones de agua a las comunidades de regantes beneficiarias de la reserva de 18,5 hectómetros cúbicos del pantano del Negratín.

Solicitan, además, la exención del IBI hasta 2021 para los afectados y del IRPF de las ayudas concedidas, así como una reducción de los módulos fiscales para autónomos y, entre otras, bonificaciones en las cuotas de la seguridad fiscal de los empleados y la consideración de fuerza mayor para las reducciones o suspensiones de los contratos de trabajo y que de las indemnizaciones laborales se encargue el FOGASA .

Piden, además, el anticipo de las ayudas de la PAC, una convocatoria de subvenciones específicas para realizar inversiones en los terrenos agrícolas y en las infraestructuras afectadas y la creación de un programa de empleo que alivie la pérdida de los jornales agrícolas.

El alcalde de Baza, Pedro Fernández, ha manifestado su confianza en “que todas las administraciones a las que se les ha pedido apoyo sean sensibles a la drástica situación en la que ha quedado el sector agrícola de nuestra ciudad, que ahora precisa de la colaboración de todos para su recuperación, y alcance el ritmo inversor que estaba haciendo de los cultivos tradicionales una verdadera fuente de trabajo y riqueza”.

Según informó la Asociación de Empresarios de Baza en una nota, la tormenta de pedrisco del pasado 3 de septiembre, además de los 16,7 millones de euros de pérdidas en las producciones de Baza y Cúllar, ha supuesto una gran pérdida de jornales que tendrá incidencia en los próximos datos de empleo en la comarca. Por otro lado, debe tenerse en cuenta que “la limitación productiva durará varios años como consecuencia de los daños en el ramaje y troncos de los cultivos leñosos”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.