Miércoles, 20 Septiembre, 2017

            

Bangladesh, Etiopía, India, Malawi o Uganda se comprometen a reducir a la mitad las muertes maternas y neonatales

El objetivo de esta iniciativa es fortalecer los esfuerzos que realizan los países para acabar con las muertes prevenibles en embarazadas y recién nacidos en el año 2030

FOTO: UNICEF / PIROZZI/OMS
E.P.


image_print

Bangladesh, Costa de Marfil, Etiopía, Ghana, India, Malawi, Nigeria, Tanzania y Uganda se han comprometido a reducir en los próximos cinco años las muertes maternas y neonatales, a través de su participación en una red para mejorar la calidad de la atención de la salud materna, del recién nacido y del niño, creada con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF.

El objetivo de esta iniciativa es fortalecer los esfuerzos que realizan los países para acabar con las muertes prevenibles en embarazadas y recién nacidos en el año 2030. Para ello, los países deberán fortalecer la capacidad y motivación de los profesionales para planificar y gestionar la asistencia sanitaria, la recogida de datos y mejorar el acceso a los medicamentos, suministros y agua potable.

“Cada madre y cada niño merece recibir la atención de más calidad cuando accede a los servicios sanitarios de su comunidad”, ha recalcado el director del departamento de Salud Materna, del Recién Nacido, del Niño y del Adolescente de la OMS, Anthony Costello.

300.000 EMBARAZADAS MUEREN CADA AÑO EN EL MUNDO Y 2,6 BEBÉS NACEN MUERTOS

Y es que, cada año más de 300.000 mujeres de todo el mundo mueren durante el embarazo, 2,7 millones de bebés no sobreviven a los primeros 28 días de vida y 2,6 millones ya nacen muertos. Se trata de unas muertes que, a juicio de los expertos de la OMS y UNICEF, se podrían evitar con una atención de calidad durante la gestación y el parto.

Sin embargo, la atención que se presta a las mujeres embarazadas y a los recién nacidos es desigual entre los países e, incluso, dentro del mismo territorio, ya que con frecuencia no se respetan los derechos y la dignidad de los pacientes.

Por estos motivos, los nueve países se han comprometido a reducir las muertes y, para ello, construirán y reforzarán sus instituciones nacionales, pondrán en marcha paquetes de mejora de la calidad de la atención que reciben madres y bebés y trabajarán con todos los grupos implicados para facilitar el aprendizaje, intercambio de conocimientos y rendición de cuentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *