Miércoles, 26 Julio, 2017

            

Azúcar Moreno y Rosario Mohedano, víctimas del programa de Canal Sur ‘El Gran Queo’ en Guadix

El formato de cámaras ocultas de la televisión andaluza pondrá a prueba este martes a las 00:00 horas el sentido del humor de los vecinos de Guadix

Azúcar Moreno | Foto: www.azucarmorenomusic.com
E.P.


image_print

El Gran Queo‘, el programa de cámaras ocultas de Canal Sur Televisión presentado por el humorista Santi Rodríguez y la modelo Claudina Mata, pondrá a prueba este martes a las 23:55 horas el sentido del humor de los vecinos de la localidad granadina de Guadix.

Guadix, ciudad situada al norte de Granada, es uno de los asentamientos humanos más antiguos de la Península. Famosa por sus casas cueva, la Catedral de la Encarnación o la Fiesta del Cascamorras será, a partir de ahora, también conocida por el gran sentido del humor de los accitanos.

En un comunicado, Canal Sur ha explicado que entre las cámaras ocultas de este ‘Gran Queo’ destaca que la que se preparó a Rosario Mohedano, que cuando acudía a una grabación escuchó por la radio la noticia urgente de que un importante satélite de comunicaciones de la NASA había perdido el control y se había estrellado en algún lugar de la provincia de Granada. La sorpresa fue mayúscula cuando comprobó que, delante de sus narices, estaba el satélite perdido.

Otro de los queos de esta semana es el de las hermanas Toñi y Encarna Salazar, las populares Azúcar Moreno, que acudieron a un casting como jurado para un nuevo programa de televisión. Toñi era el ‘gancho’ y Encarna la ‘víctima’.

El casting consistía en juzgar a una cándida cantante, fan de las Azúcar Moreno, especialmente de Encarna. La joven será inmune a las duras palabras de Toñi, pero llorará desconsoladamente por cualquier comentario que hace Encarna.

Otra de las cámaras ocultas de ‘El Gran Queo’ en Guadix es la protagonizada por Jaime, un corredor de seguros muy querido en su pueblo, que acude por trabajo hasta la casa de una señora que le muestra una lámpara que supuestamente concede deseos.

Jaime se mostrará escéptico al principio, pero poco a poco verá, atónito, cómo sus deseos se van cumpliendo aunque la suerte tan pronto está con él, como lo abandona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *