Sábado, 21 Octubre, 2017

            

Ayuntamiento pide a la Junta que descatalogue el monolito a Primo de Rivera como bien patrimonial

El Consistorio granadino está obligado a retirar el monumento falangista según dicta la sentencia del TSJA



image_print

El Ayuntamiento de Granada ha solicitado formalmente a la Consejería de Cultura que descatalogue como bien de patrimonio histórico el monolito dedicado al fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera, para que cuando sea retirado de la vía pública, como obliga una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), no se vulnere la normativa andaluza de patrimonio.

El portavoz del equipo de gobierno local, Juan García Montero (PP), ha señalado en rueda de prensa que se trata de un “trámite formal” que ha sido aconsejado desde la Secretaría General del Ayuntamiento, dado que el citado monolito está inscrito en el inventario de Bienes de Patrimonio Histórico de Andalucía y por tanto sujeto a la normativa andaluza.

Tras la remisión esta semana a Cultura de esta solicitud, un decreto firmado por el alcalde en funciones de Granada, Juan Antonio Mérida, el Ayuntamiento esperará a que el Gobierno andaluz, que ejerce la tutela sobre el patrimonio, descatalogue el monolito antes de proceder a su retirada de la céntrica plaza de Bibataubín.

En paralelo, el Ayuntamiento sigue trabando en los trámites administrativos necesarios para adjudicar los trabajos que permitirán quitar la escultura, una tarea que, según se anunció en su día, podría estar culminada antes del verano.

Hasta el momento no se ha decidido cuál será el destino del monolito una vez que abandone la plaza de Bibataubín, aunque García Montero ha aludido a la posibilidad de que sea trasladado al depósito municipal de obras de arte, situado en el Complejo de los Mondragones, aunque en todo caso, según ha dicho, “se buscará el mejor lugar”.

La retirada de la escultura dedicada al fundador de la Falange se produce en cumplimiento a una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que lo ordena por incumplir la Ley 52/2007 de Memoria Histórica y en la que se indica que en este monolito tampoco concurren, como siempre había alegado el Ayuntamiento, “razones artísticas” que lo impidan.

En este sentido, García Montero ha considerado contradictorio que la sentencia base parte de su argumentación en un informe de la Junta, cuando esta administración tiene inscrito el monolito en su inventario de bienes patrimoniales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *