Domingo, 22 Octubre, 2017

            

Ayuntamiento de Madrid destina 76.500€ a 31 becas para mujeres que quieran abandonar la prostitución

La medida aprobada responde a la necesidad de ofrecer apoyo económico a estas mujeres

Foto: E.P.
E.P.


image_print

El Ayuntamiento de Madrid ha destinado 76.500 euros a 31 becas para mujeres que quieran abandonar la prostitución, presentadas como un complemento para que puedan realizar sus itinerarios formativos, que comenzarán en septiembre.

La última Junta de Gobierno, a través del Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, aprobó la concesión directa de esta treintena de becas para mujeres inmersas en el proceso integral de inserción social en el Centro Concepción Arenal, el primer dispositivo municipal de atención específica y especializada a estas personas con procesos individualizados de atención. Junto con la Unidad Móvil constituye un referente y la puerta hacia una nueva vida, ha recordado el Ayuntamiento en un comunicado.

La medida aprobada responde a la necesidad de ofrecer apoyo económico a estas mujeres que han decidido iniciar el itinerario formativo y que que viene a sustituir, de forma transitoria hasta que la inserción laboral sea efectiva, los ingresos procedentes de su explotación sexual.

Se trata de ofrecerles una alternativa proponiéndoles un proyecto de vida personal y laboral al margen de la prostitución, algo que sólo posible con un mínimo de aportación económica que facilite su participación y culminación del proceso formativo.

El Ayuntamiento destaca que la falta de educación formal y cualificación es un factor de riesgo de entrada en la prostitución y constituye una barrera significativa para salir de ella, por lo que la formación es un factor crucial para que el abandono tenga éxito a largo plazo.

La formación se articulará en dos itinerarios, aún por definir, con una carga horaria equitativa entre teoría y práctica, con 300 horas lectivas para cada uno. Además de la formación técnica específica, los dos incluyen formación prelaboral, en la que se trabajan las habilidades sociales y personales, así como el manejo de las tecnologías de la información y la comunicación.

Incluyen igualmente práctica en empresas, concretamente en el sector formativo. Durante el pasado año participaron otras 31 alumnas, que se cualificaron para trabajar como camareras de piso y limpieza industrial y de ayudantes de cocina. Todas finalizaron con éxito su formación.

La intervención integral desde el Centro Concepción Arenal, el desarrollo de itinerarios becados de inserción socio-laboral, y el respaldo que ha supuesto el apoyo económico en forma de becas han contribuido a que cerca del 30 por ciento de las mujeres formadas hayan logrado un trabajo y que otro 22 esté en búsqueda activa de empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *