Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

Aumentará al 65% la talla de las advertencias en paquetes de cigarrillos

Prohíbe los cigarrillos con sabores y los mentolados tras 5 años de periodo transitorio

E.P.


image_print

El pleno de la Eurocámara ha respaldado este martes –por 560 votos a favor, 92 en contra y 32 abstenciones– la nueva directiva sobre productos del tabaco, que obligará a aumentar el tamaño de las advertencias sobre los riesgos de fumar (que deberán combinar texto e imágenes) hasta cubrir el 65% de la superficie frontal y posterior de los paquetes de cigarrillos, en lugar del 40% en la actualidad.

La votación -que se ha producido entre denuncias de intensas presiones de la industria del tabaco- diluye la propuesta original de la Comisión Europea, que pedía ampliar las advertencias sanitarias hasta el 75% de la superficie de las cajetillas. No obstante, el Parlamento se acerca a la posición de los Gobiernos europeos, que el pasado junio optaron también por el 65%. El texto final de la directiva debe ser pactado ahora por la Eurocámara y los Veintiocho.

Las nuevas advertencias sanitarias deberán colocarse en la parte de arriba de los paquetes, lo que relega la marca a la parte inferior. Finalmente, no ha salido adelante la enmienda apoyada, entre otros, por los eurodiputados del PP español, que pedía que fuera en la parte inferior para no tener que cambiar de sitio el paquete fiscal.

La Eurocámara ha aprobado también prohibir los cigarrillos con sabores, como fresa o vainilla, así como los mentolados. Pero suaviza la medida autorizando un periodo transitorio de cinco años en el caso de los mentolados. El objetivo de estas medidas es hacer que los productos del tabaco resulten menos atractivos, en particular para los jóvenes.

Los aditivos esenciales para la producción del tabaco, como el azúcar, sí serán autorizados. Para obtener la autorización de un aditivo, los fabricantes tendrán que solicitarlo a la Comisión Europea.

Al igual que los Gobiernos, los parlamentarios han descartado prohibir los cigarrillos ultrafinos (de menos de 7,5 milímetros de diámetro) como proponía Bruselas, aunque sí que se oponen a los paquetes con menos de 20 cigarrillos.

REGULACIÓN DE LOS CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Finalmente, la Eurocámara ha aprobado que los cigarrillos electrónicos no deben regularse como medicamentos sino como productos de tabaco. Sólo los cigarrillos electrónicos que se presenten con propiedades curativas o preventivas tendrían que ser autorizados como medicamentos. Los cigarrillos electrónicos que no aleguen poseer estas propiedades no podrían exceder los 30mg/l de nicotina, deberían incluir advertencias sanitarias y no podrían venderse a menores de 18 años.

Asimismo, los fabricantes e importadores tendrán que proporcionar a las autoridades competentes una lista de todos los ingredientes que contienen y estos productos estarían sujetos a las mismas restricciones publicitarias que los productos del tabaco.

El comisario de Salud, Tonio Borg, ha celebrado el “voto positivo” del Parlamento y ha dicho que la nueva legislación podrá a la UE en “la vanguardia” de la lucha contra el tabaquismo. Borg ha reclamado que comiencen cuanto antes las negociaciones entre la Eurocámara y los Gobiernos para aprobar definitivamente el texto antes de las elecciones europeas de mayo de 2014.

La delegación española del PP se ha felicitado por el resultado de la votación por considerar que protege adecuadamente la salud y minimiza el impacto económico en los productores de tabaco. La eurodiputada popular Maria Auxiliadora Correa ha dicho que las enmiendas presentadas por el PP “persiguen un justo equilibrio entre la protección de la salud y las repercusiones económicas y laborales”. A su juicio, la propuesta inicial de la Comisión no tenía en cuenta el “gravísimo impacto socioeconómico” en las regiones productoras como Extremadura.

Por su parte, los socialistas europeos también han celebrado en un comunicado el resultado de la votación y han sostenido que la Eurocámara “no ha cedido a la fuerte presión de los lobbies del tabaco, que han intentado de forma frenética influir nuestro voto y retrasar cualquier nueva generación”.

En contraste, el eurodiputado de Iniciativa per Catalunya-Verds, Raül Romeva, ha acusado a los grupos centroderecha de la Eurocámara de actuar como “súbdito entregado de los intereses de la poderosa industria tabacalera” y de “debilitar una propuesta que era necesaria”.

Fumar continúa siendo la principal causa de muerte evitable en la UE, con 700.000 muertes cada año. En la pasada década el número de fumadores se redujo desde casi el 40% en la UE-15 en 2002 al 28% en la UE-27 en 2012. El 70% de los fumadores comienzan antes de los 18 años. En España, más de 50.000 personas fallecen cada año a causa del tabaquismo (en torno al 30% por cáncer de pulmón). El tratamiento de enfermedades relacionadas con el consumo del tabaco cuesta cerca de 15.000 millones de euros anuales a la sanidad española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *