Lunes, 22 Mayo, 2017

Publicidad

Aspectos principales del acuerdo Irán-5+1, dados a conocer por la Casa Blanca

Estos puntos se corresponden a los comunicados en el llamado Plan de Acción Conjunto firmado este domingo en Ginebra.

E.P


image_print

Estos son los puntos principales del acuerdo suscrito entre Irán y el Grupo 5+1 –los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido) más Alemania– sobre el programa nuclear iraní la madrugada del domingo 24 de noviembre en la ciudad suiza de Ginebra en la cuarta jornada de negociaciones, en la que ha sido la tercera ronda de conversaciones en este mes entre Irán y las seis potencias.

Estos son los puntos del acuerdo tal y como han sido dados a conocer por la Casa Blanca, cuyos comentarios particulares al respecto son reflejados entre comillas en esta información. Estos puntos se corresponden a los comunicados en el llamado Plan de Acción Conjunto firmado este domingo en Ginebra. El texto completo, disponible aquí (http://tinyurl.com/nwsstz6) en .pdf, ha sido extraído de la agencia de noticias semioficial iraní FARS.

1.- Irán se ha comprometido a detener el enriquecimiento de uranio por encima del 5 por ciento y a desmantelar las conexiones técnicas necesarias para enriquecer uranio por encima del 5 por ciento.

2.- Irán se ha comprometido a neutralizar su almacén de uranio enriquecido cerca del 20 por ciento, diluirlo hasta por debajo del 5 por ciento o convertirlo a una forma no apta para el mayor enriquecimiento (…) antes del final de la fase inicial.

3.- Irán se ha comprometido a detener el avance de su capacidad de enriquecimiento de uranio al:

– No instalar centrifugadores adicionales de ningún tipo

– No instalar o usar centrifugadores de nueva generación para enriquecer uranio

– Dejar inoperativas aproximadamente la mitad de las centrifugadores instaladas en la central nuclear de Natanz y tres cuartas partes de las centrifugadoras instaladas en la central nuclear de Fordow, de forma que no puedan ser usadas para enriquecer uranio.

– Limitar su producción de centrifugadoras a las necesarias exclusivamente para sustituir a las que sufran fallos, para que Irán no pueda emplear estos seis meses para acumular centrifugadoras. De igual modo, Irán tampoco podrá construir instalaciones adicionales para la fabricación de centrifugadoras.

4.- Irán se compromete además a detener cualquier tipo de actividad en la IR-40, la central de Arak.

5.- Irán se compromete a entablar una relación transparente con los equipos de inspectores de la Organización Internacional de la Energía Atómica de Naciones Unidas, por lo que:

– Concederá acceso diario a los inspectores que visiten las plantas de Natanz y Fordow, incluyendo cámaras de seguridad para “proporcionar incluso mayor transparencia sobre el programa de enriquecimiento en ambas instalaciones y reducir el tiempo de detección de cualquier aspecto que Irán haya decidido no cumplir”.

– La AIEA también gozará de acceso a las instalaciones de ensamblaje de las centrifugadoras, así como de los componentes de las mismas y almacenes, minas de uranio y, sobre todo, los diseños del reactor de Arak, nunca vistos hasta ahora.

6.- El 5+1 e Irán se comprometen a la creación de una Comisión Conjunta que colaborará con la AIEA para supervisar el desarrollo de las inspecciones y pronunciarse sobre cualquier cuestión que pueda surgir en este sentido. De igual modo, esta comisión abordará en un momento la “posible dimensión militar del programa nuclear iraní”.

A cambio, la comunidad internacional aportará “ayuda limitada, temporal, enfocada y reversible” a la república islámica, según el texto. El 5+1 se reserva el derecho a mantener “el grueso de las sanciones”, entre ellas las referidas a “petróleo, finanzas y la arquitectura del sector bancario”. A saber:

– No se proclamarán nuevas sanciones relacionadas con el programa nuclear iraní en los próximos seis meses siempre y cuando “Irán respete los compromisos del acuerdo dentro del margen permitido dentro de sus sistemas políticos”.

– Se suspenderán “ciertas sanciones” referentes al oro y a los metales preciosos, al sector automovilístico y a las exportaciones petroquímicas. La comunidad internacional espera que estas suspensiones aporten al Gobierno de Teherán una cantidad estimada de 1.500 millones de dólares (unos 1.200 millones de euros) en beneficios potenciales.

– Se permitirá la adquisición de petróleo iraní “a los niveles permitidos actualmente, significativamente reducidos”, es decir, “un 60 por ciento menos del nivel permitido hace dos años”. De las ventas que se produjeran, Irán podrá obtener una cantidad máxima de 4.200 millones de dólares (3.098 millones de euros), a percibir en plazos siempre y cuando se respeten los compromisos del acuerdo.

– Además, la república islámica podrá recibir hasta 400 millones de dólares liberados de fondos restringidos con el objetivo único de que reorganice sus instituciones educativas en terceros países para aliviar el coste de los estudios de los iraníes que cursan en el extranjero.

7.- En el apartado de transacciones humanitarias, el 5+1 se compromete a “facilitar aquellas que estén permitidas bajo la ley estadounidense” y que han quedado “explícitamente exentas” del conjunto de sanciones aprobadas por el Congreso de Estados Unidos. Son las relativas a la adquisición de comida, agricultura, medicina e instrumentos médicos. “Nos comprometemos a facilitar las transacciones de material médico que Irán decidiera realizar en el extranjero a beneficio del pueblo iraní”, señala la declaración de la Casa Blanca.

A lo largo de los seis próximos meses, en conclusión, el 5+1 negociará “los límites concretos de una solución integral”, indicó la Casa Blanca, no sin recordar que “los parámetros generales de esta solución deberán incluir pasos concretos para que la comunidad internacional goce de la confianza de que las actividades nucleares de Irán son completamente pacíficas”.

“No acordaremos nada”, recalca la Casa Blanca, “hasta que acordemos todo”. “Durante los próximos seis meses”, concluyó la declaración, “determinaremos si existe una solución que nos pueda dar esa confianza. Si Irán no puede satisfacer nuestras preocupaciones, estamos preparados para incrementar las sanciones, y la presión”.

Foto: DENIS BALIBOUSE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *