Sábado, 16 Diciembre, 2017

            

La Asociación Parkinson de Granada "pelea" desde hace 20 años contra el Parkinson

La psicóloga, Ana Rodríguez, que trabaja en este centro asegura que con "Parkinson se puede vivir con calidad, gracias a las terapias rehabilitadoras y la levodopa"

Cartel informativo en la Asociación | Foto: Carlos Gil


image_print

Hoy se conmemora el Día Mundial del Parkinson. Una enfermedad que en Granada afecta a más de 2.500 personas. El Parkinson es un trastorno neurodegenerativo crónico que conduce con el tiempo a una incapacidad progresiva, producido a consecuencia de la destrucción, por causas que todavía se desconocen, de las neuronas pigmentadas de la sustancia negra. Frecuentemente clasificada como un trastorno del movimiento, la enfermedad de Parkinson también desencadena alteraciones en la función cognitiva, en la expresión de las emociones y en la función autónoma.

Esta enfermedad se ha convertido el segundo trastorno neurodegenerativo por su frecuencia, situándose por detrás de la enfermedad de Alzheimer. Está extendida por todo el mundo y afecta tanto al sexo masculino como al femenino, siendo frecuente que aparezca a partir del sexto decenio de vida. Además de esta variedad tardía, existe otra versión precoz que se manifiesta en edades inferiores a los cuarenta años.

Reportaje-Parkinson-2

Cartel informativo en la Asociación Parkinson de Granada

En la actualidad, el diagnóstico está basado en la clínica, puesto que no se ha identificado ningún marcador biológico de esta enfermedad. Por ello, se apoya en la detección de la característica tríada rigidez-temblor-bradikinesia y en la ausencia de síntomas atípicos, aunque también tiene importancia la exclusión de otros posibles trastornos por medio de técnicas de imagen cerebral o de analíticas sanguíneas.

En el año 1997, la Organización Mundial de la Salud estableció que el 11 de abril se celebraría el Día mundial del Parkinson, con el objetivo de acrecentar la concienciación de las necesidades de las personas aquejadas de esta dolencia. Fue esta la fecha escogida al coincidir con el nacimiento de James Parkinson, el médico británico que describió por primera vez la “parálisis agitante”, término que él mismo acuñó.

GRANADA, UNA ASOCIACIÓN PARA ESTOS ENFERMOS

En Granada existe la Asociación Parkinson. Es una organización sin ánimo de lucro que fundada en Mayo de 1995 por un grupo de afectados y familiares. Pertenece a la Federación Española de Parkinson (FEP), Federación Andaluza de Parkinson (FANDEP), Federación Granadina Discapacidad física y orgánica (Fegradi). Tiene como misión desarrollar servicios y acciones con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas afectadas de Parkinson, familiares y cuidadores en la provincia. Y para ello la Asociación dispone de dos centros:

La Unidad de movilidad de Parkinson Granada es un centro de atención integral al enfermo de Parkinson en sus estadios iniciales. En el mismo se ofrecen las terapias necesarias para mantener la autonomia y mejorar la calidad de vida del afectado, asi como de sus familiares mas cercanos. Para la asistencia al mismo disponemos de servicio de trasporte puerta a puerta.

La Unidad Terapéutica de Estancia Diurna Parkinson Granada fue creada en Mayo del 2010, con el propósito de atender a los afectados de la enfermedad de Parkinson cuya situación requiriera su permanencia en una Unidad de Día. Aquí los usuarios pasan parte del día, realizando las terapias que cualquier enfermo de Parkinson necesita para mantener su autonomía personal y calidad de vida el máximo tiempo posible. A la vez se potencia un clima lúdico, de comprensión y cariño que facilita y fomenta la socialización, la participación y un buen estado de ánimo, realizando salidas al parque y diferentes fiestas a lo largo del año.

Reportaje-Parkinson-6

Ana Rodríguez, gestora de Asociación Parkinson y psicóloga

Ana Rodríguez es gerente y psicóloga en esta Asociación. Según su experiencia, asegura que aunque los principales síntomas del Parkinson son el temblor, rigidez muscular, lentitud de movimientos y pérdida de equilibrio, “también existen otros no motores como la depresión, ansiedad, alteraciones del sueño, estreñimiento, pérdida de olfato, micrografía y pérdida de la expresión facial“. Ha asegurado que algunos de estos síntomas pueden manifestarse una década antes de que la “enfermedad muestre su diagnóstico completo, de ahí la importancia del tratamiento precoz y el trabajo continuado para tener una buena calidad de vida”.

Por eso destaca el papel de las terapias rehabilitadoras. “Trabajamos mucho con logopedas, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, y nos centramos en el apoyo psicológico y social”, explica Rodríguez. Es cierto que la enfermedad se manifiesta más en personas que se encuentran en la década de los 60, “que es cuando más casos se detectan”, pero a la asociación, con unos 300 socios, también acuden personas con 40 años, “que se encuentran en los primeros estadios de la enfermedad y para los que además se necesita mucha ayuda psicológica. No comprenden cómo pueden sufrir esa enfermedad. Es importante asesorarles. Con ellos, normalmente, se sigue una terapia individual, adaptada a sus necesidades, dudas y preocupaciones”.

“El afrontamiento de la enfermedad es diferente. Es muy duro para ellos porque además, esta enfermedad es muy desconocida, con 40 años la incertidumbre al futuro es total. Con 60 lo que te preocupa es tener una buena calidad de vida, y sobrellevar los síntomas”, explica esta psicóloga, que sobre todo, quiere dejar muy claro que “con Parkinson puedes tener muchos años de vida saludable”.

Habla de la levodopa, un fármaco oral que se introdujo en 1967 para tratar afecciones tales como la bradicinesia, la rigidez o el temblor, es el fármaco anti-parkinsoniano que reporta una mayor eficacia en la actualidad. Generalmente se combina con carbidopa o benseracida, lográndose con esto una reducción en las dosis necesarias y un amortiguamiento de los efectos secundarios periféricos. La estructura que la levodopa permite que esta penetre en el cerebro, donde se sobreviene la transformación en dopamina. En torno a un 80% de los pacientes tratados con levodopa manifiesta una mejoría inicial, sobre todo en lo referido a rigidez e hipocinesia, mientras que un 20% de las personas llega a recuperar por completo la función motora.

Con motivo de este Día Mundial la Asociación Parkinson organiza una serie de actividades para dar visibilidad a esta patología. Ayer tuvo lugar un Flashmoob, en la zona de Plaza Nueva, bajo el lema “Si quieres bailamos, la música nos pone ON”, que tal y como comenta Rodríguez, “muestra la importancia de terapias relacionadas con la musicología”. El próximo lunes también se organizarán una serie de mesas informativas por la ciudad para explicar qué es la enfermedad, y el 26 de abril, tendrá lugar una carrera solidaria, la III edición en La Zubia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *