Lunes, 20 Noviembre, 2017

            

Así, sí (4-1)

El Granada CF se impuso con autoridad a un Betis que se vio superado por el conjunto nazarí | A falta de los duelos de los rivales directos, los rojiblancos están a dos puntos de la salvación

Pereira y Carcela celebran un tanto | Foto: Antonio L. Juárez
Román Callejón | @RomanCallejon


image_print

Con 16 partidos en el banquillo del Granada, Lucas Alcaraz, que llegó allá por la Jornada 8, aún no ha repetido un once inicial en la liga. Bien por lesiones, bien por sanciones, o bien por decisión técnica, el míster granadino se ha visto obligado a componer tantas alineaciones diferentes como duelos ha disputado. Hoy no podía ser una excepción y el técnico rojiblanco puso en liza un equipo con cuatro variantes respecto al que utilizara ante el Éibar en Ipurua.

Aunque huye de fijar esquemas, el dibujo visto sobre el césped plasmaba un 5-4-1, su formación más utilizada en esta temporada, con las novedades del canterano Hongla en el centro de la zaga y de Héctor en el lateral izquierdo. En la media también introdujo dos futbolistas nuevos; Carcela, recuperado de su mal estado físico tras la Copa África, y Wakaso, que se estrenaba como titular.

Así las cosas, el inicio de la contienda fue muy contenido por parte de ambas escuadras. Ninguna de las dos quiso arriesgar y se dedicaron a observar al contrario y esperar su error. La proposición futbolística fue escasa, también propiciado por varias interrupciones que no permitieron al partido coger ritmo.

El juego en el centro del campo era escaso y los acercamientos a portería se producían mediante juego directo, por las bandas o a balón parado. Y, de esta manera, en una contra, llegó el primer tanto del partido que cayó para el lado nazarí. Wakaso robó en el centro del campo, metió en profundidad para Carcela, quien se plantó delante de Adán perfilado a la izquierda y picó por encima del meta bético, colocando el cuero en el fondo de la red (1-0).

La tónica del partido siguió de una manera similar en cuanto al juego, pero no en cuanto al ánimo y al resultado. La grada se contagió con el tanto y espoleó a su equipo, el cual trenzó una jugada de toque en línea de tres cuartos con Wakaso, Carcela y Pereira como protagonistas y, cuando Andreas estuvo a punto de perder el esférico, la peleó en la banda izquierda, se la arrebató a Mandi y colgó al punto de penalti donde Ramos remató de cabeza y se estrenó como goleador nazarí (2-0).

Los de Alcaraz dieron un paso al frente y jugaron con los de Víctor Sánchez del Amo, que no pudieron frenar a un inspirado Carcela, el más destacado del ataque rojiblanco. El marroquí, otra vez tras gambetear entre los defensores béticos, disparó desde la frontal. Adan intervino y detuvo el lanzamiento, pero dejó el rechace muerto en el área para que llegara Andreas Pereira y rematara al fondo de la red (3-0).

Con el marcador tan a favor, el Granada dominó el partido como quiso. El Betis sufrió y apenas tenía la bola, la cual llegaba constantemente a las inmediaciones de la meta de Adan. Sí que es cierto que los locales se basaron más en el juego directo, pero no les temblaba el pulso a la hora de tener la pelota y buscar jugarla.

Después del descanso, Víctor Sánchez intentó cambiar algo en su equipo y dio entrada a Sanabria por Donk, pero el Granada volvió a salir lleno de confianza y siguió siendo superior al conjunto visitante.

Los locales no bajaron la intensidad y no cesaron en su empeño de buscar un tanto más, aunque el Betis también quería acortar distancias. Los verdiblancos lo intentaron a golpetazos, sin apenas proponer jugadas trenzadas y tirando de juego directo. Todo lo que probaron fue en vano.

El cuarto gol rojiblanco terminó por llegar. La entrega de Uche tuvo su recompensa. El nigeriano no dio un balón por perdido y ganó el esférico en el centro del campo escorado a la derecha, cambió al borde del área izquierdo para Pereira, que puso de primeras a Ramos, quien batió a Adán en dos tiempos dentro del área (4-0).

Con el partido decidido, se produjo una jugada de tangana que acabó con un expulsado para cada equipo. Daniel Ocón Arraiz decidió sacar la roja directa a Nahuel y a Pereira por protagonizar un amago de pelea.

El parido se fue truncando con faltas. Las interrupciones fueron constantes, aunque ya no tuvieron mucho que ver en el devenir final de la contienda, pese a que el Bestis acortó distancias gracias a un cabezazo de Petros a la salida de un córner que pilló a la zaga nazarí por sorpresa y también a Ochoa, en una de las pocas perdidas de concentración que tuvieron hoy lo rojiblancos (4-1).

Alcaraz hizo debutar a Kone y dio entrada a Cuenca, por Wakaso y por Héctor, respectivamente. El público recompensó el gran partido realizado por ambos con una fuerte ovación.

El choque llegó a su fin y dejó tres cosas: una, que el equipo necesita de un gol tempranero para enchufarse, dominar los partidos y terminar ganando. Cuando encaja primero, no es capaz de reponerse; otra, que los refuerzos invernales están funcionando, Wakaso, Héctor y Ramos brillaron en el duelo de hoy; la última, que con este juego y esta garra se puede pelear por la permanencia. A falta de que el resto de rivales directos jueguen sus encuentros, el Granada se sitúa dos puntos de la salvación.

FICHA TÉCNICA

Granada CF: Ochoa; Foulquier, Hongla, Ingason, Gastón, Héctor (Cuenca, min. 71); Uche, Pereira, Carcela (Kone, min. 78), Wakaso (Samper, min. 67); Ramos.

Real Betis Balompié: Adán, Piccini (Cejudo, min. 68), Mandi, Donk (Sanabria, min. 46), Tosca, Durmisi, Pardo, Petros, Jonas Martin, Álex Alegría (Nahuel, min. 61), Rubén Castro.

Goles: 1-0: Carcela, min. 18; 2-0: Ramos, min. 28; 3-0: Pereira, min. 32; 4-0: Ramos, min. 64; 4-1: Petros, min. 75

Árbitro: Daniel Ocón Arraiz (colegio riojano). Expulsó a Andreás Pereira y a Nahuel con roja directa (min. 66) Amonestó a Wakaso (min. 39), Pereira (min. 55), Ramos (min, 62), Uche (min. 81), por parte de los locales, y a Jonas Martín (min. 49), por parte de los visitantes

Incidencias: encuentro perteneciente a la Jornada 23 de la Liga Santander entre el Granada CF y el Real Betis Balompié, disputado en el Estadio Municipal Nuevo Los Cármenes ante 15.952 espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *