Viernes, 24 Marzo, 2017

Así nació Tatooine… y los demás planetas que orbitan dos estrellas

Concretamente, los autores de esta investigación se han centrado en el modelo de creación del planeta Kepler-34 (AB)b y han simulado los momentos de su creación y han afirmado que "hay pocos ambientes más extremos de un sistema binario en el que se puede producir la formación de planetas".

E.P


image_print

Científicos de la Universidad de Bristol han explicado cómo se forman los planetas circumbinarios, es decir, los planetas cuya órbita pasa alrededor de dos estrellas como el ficticio Tatooine, el planeta natal de Luke Skywalker en la Guerra de Las Galaxias o los existentes Kepler-34 b o NN Serpentis d.

Concretamente, los autores de esta investigación se han centrado en el modelo de creación del planeta Kepler-34 (AB)b y han simulado los momentos de su creación y han afirmado que “hay pocos ambientes más extremos de un sistema binario en el que se puede producir la formación de planetas”.

Según indican las investigaciones, en este planeta existen perturbaciones gravitacionales de gran intensidad por su situación entre las estrellas de su sistema planetario, lo que lleva a colisiones destructivas que desgastan el material del planeta.

Esto ha llevado a los autores Zoe Leinhardt y Stefan Lines a la conclusión de que la mayoría de estos planetas no se forman entre dos estrellas, sino que son planetas migratorios, es decir, planetas que se forman lejos de esas estrellas y se van desplazando por el espacio hasta que quedan anclados en los sistemas de dobles estrellas por la acción de la gravedad.

Lines ha añadido que este descubrimiento demuestra la “importancia” de los planetas circumbinarios porque entender cómo se forman “ayudará al descubrimiento de nuevos exoplanetas” en la búsqueda de planetas con condiciones de vida similares al de la Tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *