Jueves, 30 Marzo, 2017

Así deberá actuar el Ayuntamiento tras la dimisión de Torres Hurtado

Los politólogos José Manuel Trujillo Cerezo y Sergio Pérez Castaños afirman que el proceso de elección de un nuevo gobierno municipal puede tardar más de una quincena

Foto: Archivo
Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

Tras los acontecimientos que se han desarrollado en estos días y que llegaron a su punto culminante con las dimisiones de Torres Hurtado, Isabel Nieto y Sebastián Pérez, a la ciudadanía le rondan por la cabeza las misma preguntas: ¿Cuándo habrá un alcalde definitivo? ¿Qué se va a hacer ahora?

Los politólogos José Manuel Trujillo Cerezo y  Sergio Pérez Castaños muestran cuáles son las pautas que deben guiar este tipo de acontecimientos según el reglamento. Centrando el punto de vista en cómo se debe proceder tras la dimisión del alcalde, los profesores de Ciencias Políticas destacan: “Tal y como señala el artículo 40.5 del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales; el Consistorio debe de acreditar en un Pleno a los nuevos concejales para que asuman su cargo tras la dimisión del alcalde y los concejales en cuestión”. Tras esto, según explican, se debe llevar a cabo un segundo Pleno creado específicamente para llevar a cabo una nueva investidura.

Este nuevo gobierno municipal deberá ser formado, tal y como expresan José Manuel Trujillo y Sergio Pérez Castaños “exactamente igual que tras las elecciones municipales”. Así, cada grupo político propondrán a sus candidatos –que normalmente suelen ser los número uno de las listas del partido- y se votará para conseguir la mayoría absoluta. Si esta mayoría no se produjese, se nombraría alcalde al candidato de la lista más votada.

Otra de las cuestiones que rodean esta nueva situación es cuándo tendrá Granada un nuevo alcalde. Trujillo y Pérez arrojan luz al asunto: “La normativa al respecto en cuanto a las renuncias de los concejales y la investidura por el Pleno tiene unos plazos máximos de 10 días en cada caso, por lo que quizá el proceso completo tarde en completarse más de una quincena”.

Uno de los movimientos que los miembros de los partidos de la oposición llevaron a cabo minutos antes de la dimisión de los ya ex ediles del ayuntamiento de Granada fue la firma de la moción de censura en la que pedían la salida de Torres Hurtado del Consistorio. A pesar de que la salida del ex alcalde del Ayuntamiento ya se ha hecho efectiva, los partidos políticos afirman que siguen adelante con la moción de censura para ‘sacar’ al PP del consistorio. Sobre la posible valía de este pacto, los politólogos señalan: “La moción de censura es válida únicamente si se ha solicitado antes de la dimisión del Alcalde; en caso contrario no. Las mociones de censura son contra una persona y no contra un partido”. A pesar de ello, muestran la falta de concreción sobre el asunto que existe en la legislativa: “En cualquier caso, la normativa que regula estos procedimientos no lo señala específicamente”, indican.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *