Martes, 22 Agosto, 2017

            

Ascienden a 94 los yihadistas muertos por el impacto de la “madre de todas las bombas”

Entre los fallecidos se encontrarían al menos cuatro altos mandos de la sección afgana de Estado Islámico

Imagen de la MOAB | Foto: E.P.
E.P.


image_print

El último balance de las autoridades locales eleva ya a 94 el número de integrantes de Estado Islámico muertos por la explosión de la bomba GBU-43/B -conocida coloquialmente como MOAB o “madre de todas las bombas”- arrojada por Estados Unidos el pasado jueves contra un sistema de cuevas y túneles que los yihadistas empleaban en la localidad afgana Achin (provincia de Nangarhar, en el este del país centroasiático).

Entre los fallecidos se encontrarían al menos cuatro altos mandos de la sección afgana de Estado Islámico – Jorasán, según el portavoz de la Gobernación de Nangarhar, Ataulá Khogyani, quien ha confirmado la completa destrucción de la zona del impacto: tres túneles que los yihadistas empleaban como depósitos de armas y otros equipos.

Asimismo, también habría fallecido un hombre identificado como “Hamza”, hermano a su vez de un alto comandante de Estado Islámico fallecido y otros dos comandantes identificados como “Abubakar” y “Mohammad Abrani”, según la declaración oficial recogida por la agencia de noticias afgana Pahjwok.

La bomba fue arrojada en torno a las 19.32 horas (las 16.32 de la tarde en España) contra “túneles y personal” de Estado Islámico en la localidad de Achin desde un avión MC-130 comandado por un cuerpo de operaciones especiales de la Fuerza Aérea.

Estado Islámico, por contra, que el ataque haya causado baja alguna entre sus filas, según un comunicado recogido este sábado por su habitual portal de propaganda, Amaq. “Fuentes de seguridad de Estado Islámico desmienten que el ataque que América ejecutó el jueves en Achin haya causado muertos o heridos”, según la nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *