Miércoles, 29 Marzo, 2017

Asciende a seis el número de heridos en un ataque con cuchillos en una estación de tren de Guangzhou

En base a estas informaciones, publicadas por el diario 'Yangcheng Evening News', la Policía ha disparado contra uno de los atacantes, mientras que el segundo se ha dado a la fuga

E.P.


image_print

El número de heridos provocado por un ataque con cuchillos registrado este martes en una estación de tren de la localidad china de Guangzhou (sur), ha ascendido a seis, según la Policía.

En base a estas informaciones, publicadas por el diario ‘Yangcheng Evening News’, la Policía ha disparado contra uno de los atacantes, mientras que el segundo se ha dado a la fuga.

Una imagen publicada por el diario estatal ‘People’s Daily’ muestra a decenas de personas siendo evacuadas de la estación, así como una ambulancia desplegada al lugar del suceso, tal y como ha recogido la cadena de televisión británica BBC.

El incidente ha tenido lugar apenas unos días después de que tres personas murieran y 79 resultaran heridas en un ataque contra una estación de tren de la localidad de Urumqui (oeste). Los presuntos terroristas atacaron con cuchillos a sus víctimas e hicieron estallar una bomba.

Asimismo, tiene lugar después de que 29 personas fueran asesinadas en marzo con cuchillos y katanas en una estación de tren de Kunming. Las autoridades chinas han acusado de ambos incidentes a los separatistas uigur de la provincia de Xinjiang.

La semana pasada, el presidente de China, Xi Jinping, aseguró durante una visita a la provincia que la Policía de la región de Kashgar representa el “puño y la daga” en la lucha contra los musulmanes separatistas de Xinjiang.

Los disturbios en Xinjiang han provocado la muerte de más de cien personas durante el último año, lo que ha causado que las autoridades de Pekín hayan endurecido su postura hacia los uigures, una etnia musulmana de lengua turca que rechazan los controles chinos sobre su cultura y su religión.

El Gobierno ha condenado la violencia de milicianos islamistas y separatistas de la etnia uigur que quieren establecer un Estado independiente llamado Turkestán Oriental, aunque diferentes ONG hayan criticado la actitud de las autoridades chinas hacia la lengua y cultura de esta comunidad.

Los uigures han seguido tradicionalmente una versión moderada del Islam, aunque numerosas personas de la región han adoptado prácticas similares a las de Arabia Saudí o Afganistán, como la utilización del velo por parte de la mujeres.

Muchas personas de esta etnia han denunciado que ciudadanos han, la etnia mayoritaria en China, han puesto impedimentos a su desarrollo económico. En este sentido, Xi abogó por la unidad nacional y animó a los estudiantes a que aprendan los dos idiomas que se hablan en la provincia, el chino y la lengua uigur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *