Jueves, 13 de Diciembre de 2018

            

Arranca un novedoso curso de locución radiofónica para invidentes en Granada

Es un proyecto solidario impulsado por Fátima Aguilera y Outbarriers, en pro de la integración de este colectivo. La propia locutora impartirá las clases con los ojos vendados

Imagen ilustrativa
Gabinete


image_print

Potenciar las posibilidades comunicativas de los invidentes y ofrecerles herramientas formativas relacionadas con el sector de la locución profesional. Darles sonoridad y, aunque parezca paradójico, también visibilidad. Son sólo algunos de los objetivos con los que nace el primer curso de locución para invidentes que se realiza en Granada, impartido por la locutora profesional Fátima Aguilera (Voice Fátima) y que cuenta con el apoyo de Outbarriers.

Se trata de un proyecto solidario que nace del compromiso con la integración de estas dos jóvenes empresas granadinas, y que formará a lo largo de cuatro sesiones de tres horas a un grupo de invidentes llegado desde distintos puntos de Andalucía.

Las clases se impartirán los días 14, 21, 28 de enero y 3 de febrero. Los participantes tendrán la oportunidad además de poner voz a la aplicación móvil creada por Outbarriers y dirigida a facilitar el día a día de los invidentes.

“Generar una oportunidad de sonoridad para invidentes es una manera de socializarse y de romper barreras. Darle a la sociedad una prueba más de superación y valentía”, señala la impulsora del proyecto, Fátima Aguilera, para quien “no está de más exponer las capacidades que las personas ciegas pueden llegar a adquirir con el resto de sus sentidos activos y es por ello por lo que creemos en la oportunidad de formarlos en un mayor desarrollo auditivo, no de supervivencia, sino de perfeccionamiento y capacitación”.

La propia locutora se pondrá en la piel de los participantes en el curso e impartirá las clases con los ojos vendados, una experiencia que, asegura, “estoy deseando vivir y que sin duda a mí también me va a permitir crecer, personal y profesionalmente”.

Precisamente para el colectivo de invidentes, al no tener la posibilidad de ver imágenes, existe una mayor disposición de exponer con la voz y explotarla al máximo. “Por ese motivo es posible que ellos puedan llegar a plasmar una expresividad mayor”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.