Jueves, 30 Marzo, 2017

Arranca el presupuesto para 2015 con el objetivo de "consolidar la recuperación económica y la cohesión social"

La orden para su elaboración se publica este lunes en el BOJA



image_print

El presupuesto de la comunidad autónoma de Andalucía para 2015 priorizará las actuaciones que “permitan afianzar la incipiente recuperación del crecimiento económico y la creación de empleo”, así como impulsar la cohesión social, “garantizando que esta mejoría de la economía redunde en beneficio de todos los ciudadanos”, según se recoge en la Orden por la que se dictan las normas para su elaboración que se publica este lunes en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

La Consejería de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía ha informado en un comunicado de que, con objeto de consolidar la recuperación económica, el presupuesto priorizará las medidas que promuevan un modelo productivo basado en la innovación, el conocimiento y la cualificación profesional, “apoyando la modernización de los sectores económicos tradicionales, así como nuevos yacimientos de empleo”. Junto a ello, “se favorecerá la empleabilidad y la mejora de la eficacia del servicio público de empleo”.

Así, la elaboración del presupuesto se afronta con la intención de fortalecer la mejora económica, “y que el beneficio de ese crecimiento esté al alcance a todos los ciudadanos, aumentando la cohesión social y reduciendo las desigualdades”. Para ello, se garantiza el mantenimiento de una red de servicios y prestaciones públicas “de calidad”, que ofrezcan protección “a los colectivos más vulnerables y que hagan que las condiciones sociales no sean un obstáculo para el desarrollo de las capacidades individuales”.

También se renovará el apoyo financiero a las corporaciones locales, en un marco de colaboración entre administraciones, y se dará “un nuevo impulso a aquellas actuaciones dirigidas a reducir las desigualdades entre mujeres y hombres”, ya que la igualdad, añade la Junta, “es un valor esencial para mejorar la eficiencia y el crecimiento sostenido a largo plazo de la economía andaluza”.

La Orden fija también los criterios básicos que deberán tenerse en cuenta para elaborar el próximo presupuesto, entre los que destacan el incremento de la eficiencia en la recaudación tributaria y la lucha contra el fraude fiscal, continuar el esfuerzo para reducir de forma adicional los gastos operativos no esenciales, así como priorizar las líneas de apoyo financiero de carácter reintegrable en lugar de las ayudas a fondo perdido.

De la misma manera, la Orden de elaboración de las cuentas públicas refuerza el control de las transferencias de financiación a entidades del sector público andaluz –agencias públicas empresariales, sociedades mercantiles, fundaciones y consorcios–. Así, se incluyen los mecanismos adicionales de control previstos en la Orden dictada recientemente por la Consejería de Hacienda –Orden de 30 de abril de 2014–.

“Se trata de un nuevo paso para fortalecer el control de las cuentas públicas, que está en concordancia con la disposición final del presupuesto actual que recoge una regulación más precisa de las transferencias de financiación”, y que ha pasado a formar parte estable de la normativa presupuestaria de la comunidad al incorporarse al articulado del texto refundido de la Ley General de la Hacienda Pública de la Junta.

No obstante, el procedimiento de elaboración del presupuesto de la Comunidad se afronta con “incertidumbres” derivadas del proceso de consolidación fiscal, que conllevará una reducción adicional del gasto público a nivel estatal, según lo previsto en el Programa de Estabilidad diseñado por el Gobierno central.

En este sentido, señala que las cuentas de 2015 arrancan “con la dificultad de elaborarse con un objetivo de déficit del 0,7 por ciento” que el Gobierno andaluz considera “desequilibrado e injusto”. Y también con dudas en cuanto a la previsión de ingresos, “motivada tanto por la inminente reforma tributaria, en la que no han participado las comunidades autónomas, como por el retraso en la reforma del sistema de financiación autonómica, un elemento esencial para cuantificar los recursos de los que dispondrá la comunidad en el próximo ejercicio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *